La Asociación Americana de Juristas respalda “la oportuna y cabal” interpretación que hiciera la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) del artículo 231 de la Carta Magna venezolana, la cual establece que el presidente Hugo Chávez se juramentará cuando cese la causa sobrevenida, entendida ésta como la complicación surgida de la operación que le hicieran al Mandatario en La Habana, Cuba, en diciembre.

La organización no gubernamental de derechos humanos, que posee estatuto consultivo en la Organización de Naciones Unidas (ONU), dio a conocer este martes un comunicado en el que también repudió “la tentativa de un golpe técnico de Estado sobre bases jurídicas falseadas”, además expresó su solidaridad al pueblo venezolano y se unió a las esperanzas de la pronta recuperación del presidente Chávez.

De igual manera, acusó a los dirigentes de la derecha, derrotados en la reciente elección presidencial, de hacer “una interpretación fraudulenta de la Constitución (que) pretende otorgarle carácter esencial a la formalización de la juramentación para el nuevo periodo constitucional, previsto para el 10 de enero de 2013”.

Los juristas defendieron los métodos de interpretación normativa del TSJ, sobre todo porque la que hicieron del artículo 231 de la Constitución Nacional “se corresponde con la evolución y el desarrollo de la conciencia jurídica de la humanidad, en tanto considera el derecho humano a la salud y de preservación de la voluntad popular, representada en el proceso comicial del 7 de octubre de 2012, y de continuidad de los poderes públicos”.

Asimismo, destacaron que la sentencia de la Sala Constitucional está acoplada a la doctrina jurídica al buscar garantizar el principio de continuidad administrativa, el cual considera inadmisible el hecho de que ante la inexistencia de un “desfase cronológico entre el inicio del periodo constitucional, pautado para el pasado 10 de enero de 2013, y la juramentación de un presidente reelecto, se considere que el gobierno (saliente) quede ipso facto inexistente, menos cuando el texto constitucional no lo estipula de esta manera”.

La Sala Constitucional del TSJ es clara al afirmar que en el caso de un presidente reelecto “no es necesaria una nueva toma de posesión, en virtud de no existir interrupción en el ejercicio del cargo”, refiere la organización en el texto.

Finalmente, el documento resalta las declaraciones del secretario general de la Organización de Estados Americanos, José Miguel Insulza, quien al analizar la “inobjetable” decisión del TSJ venezolano no pudo menos que respetarla y adherirse a ella.

“Las instancias están agotadas y por lo tanto el proceso que se llevará a cabo en ese país es el que han decidido los tres poderes”, afirmó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.