El candidato de la derecha, Henrique Capriles, aprovechó su acto proselitista en Guárico para reincidir nuevamente en los ataques contra el sistema electoral venezolano como parte de su campaña, en la que se ha dedicado a sembrar zozobra en la población, especialmente en lo que respecta a la transparencia del proceso comicial.

Desde San Juan de los Morros, el candidato antichavista ofreció un discurso en el que afirmaba que el secreto del voto estaba garantizado, sin embargo, pretendió sembrar dudas sobre el sistema electoral al invitar a sus seguidores a “cuidar sus votos” y quedarse en los centros de votación para realizar las auditorías y evitar “trampas”.

“El único que va a saber cómo vota cada uno de ustedes, son ustedes y Dios”, reiteró y luego puso en tela de juicio la transparencia del sufragio al decir: “quédense para las auditorías, no me abandonen las mesas. No me abandonen los centros de votación. Al grupito de enchufados les gusta hacer trampa, a ellos les gusta mandar a hacer trampa”.

Capriles nunca se refirió a los mecanismos de los que dispone el Poder Electoral para la participación de testigos de los partidos políticos en los comicios del próximo 14 de abril, así como obvió el hecho de que el sistema electoral venezolano posee una solidez avalada en el mundo entero.

También prometió iniciar un plan de construcción de viviendas en Guárico, desconociendo que el Gobierno Bolivariano, a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela, construirá este año la entidad llanera 18.000 unidades habitacionales, que se sumarán a las más de 370.000 ya entregadas al pueblo; el gobernador Ramón Rodríguez Chacín informó días atrás que 5.000 viviendas estarán listas antes de finalizar abril.

“Nosotros vinimos aquí a construir viviendas y darles sus títulos de propiedad, para permitirles tener una vida digna”, dijo el antichavista, quien omitió pronunciarse acerca de los destrozos ocasionados ayer domingo por un grupo de sus seguidores a un edificio en construcción ubicado en la avenida Bolívar de Caracas.

De acuerdo con lo denunciado por el ministro de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, los opositores destruyeron las conexiones de aguas servidas, parte de unas escaleras y unos puntales que soportaban las losas.

Con relación a otras presuntas acciones desestabilizadoras, esta mañana en Caracas la Juventud Patriota solicitó a la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, que inicie un proceso de investigación contra el alcalde Metropolitano Antonio Ledezma y el diputado de derecha Richard Blanco por su presunta complicidad en un plan de sabotaje a los centros electorales el 14 de abril, que sería ejecutado por el grupo conocido como “manos blancas”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.