26.ago.2012 / 09:14 am / 1 Comentario

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela lamenta profundamente la pérdida de vidas humanas a causa de la explosión ocurrida en la madrugada de hoy en la refinería de Amuay. Desde lo más hondo de nuestro sentir patrio, vaya la expresión de nuestro pesar a los familiares de las víctimas junto con un abrazo pleno de solidaridad. Igualmente, y asumiendo con plena responsabilidad el fatídico hecho, hemos movilizado toda la ayuda necesaria para el cuidado y atención de quienes resultaron heridos o han sido afectados por este inesperado evento.

Es una deuda adquirida con las víctimas, con sus familiares y con el pueblo venezolano, esclarecer las causas que originaron el terrible accidente, llegar hasta la verdad de su origen para tomar las previsiones necesarias, determinar las responsabilidades y prever la ocurrencia de estas calamidades.

¡Cuán triste es esta hora para el estado Falcón y para Venezuela toda! ¡Cuánto pesar por tan inesperado infortunio para los abnegados trabajadores y trabajadoras de PdvsaA! Con una lágrima cruzando nuestros corazones y nuestras almas, nos toca despedir a tantos compatriotas. En mi condición de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela y jefe del Estado, he decidido decretar tres días de duelo nacional para honrar la memoria de las víctimas.

Unidad, unidad, unidad, debe ser nuestra divisa, decimos con Bolívar. Nada más necesario en esta mala hora que la unidad solidaria entre todos los venezolanos y venezolanas: he allí la más sólida garantía para recuperar la tranquilidad colectiva, mientras socorremos a los heridos y atendemos los males mayores que causaron la explosión. En este sentido, pido que se deje a un lado cualquier intención mezquina; pido respeto para el dolor de los familiares de las víctimas y para la tristeza de quienes nos condolemos con nuestro pueblo por tan duro golpe.

Queremos llamar a la calma a los pobladores de Punto Fijo y sus alrededores. De manera inmediata tanto representantes del Gobierno nacional, encabezados por el vicepresidente ejecutivo de la República, como autoridades regionales, además del personal calificado de Pdvsa, acudieron al lugar de los hechos y tienen pleno control de la situación generada en el Centro de Refinación de Paraguaná. Mención especial merecen los trabajadores y trabajadoras de nuestra Pdvsa que han vuelto a demostrar su entrega y su compromiso inequívoco con la patria.

Como Comandante en Jefe de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, quiero rendirles homenaje a nuestros queridos compañeros de armas de la Guardia Nacional Bolivariana que perdieron la vida en cumplimiento de su deber. Desde mi corazón de soldado, vaya mi más profundo sentimiento de pesar a los hombres y mujeres de este glorioso componente de nuestra Fuerza Armada.

Desde la madrugada estamos prestándoles toda la atención a los compatriotas que se vieron afectados por el siniestro. Pido al pueblo no caer en alarmas innecesarias: no caer en el juego de quienes quieren sacar partido, con manifiesto y vil apatridismo, de este trágico hecho. Responsables somos de nuestras acciones y, en consecuencia, como en otras ocasiones, actuaremos en resguardo, atención y apoyo en todo cuanto haga falta para llevar tranquilidad a todos los afectados.

Volveremos a demostrar que somos el pueblo de las dificultades.

El espíritu de solidaridad y humanidad que caracteriza a los hijos e hijas de Bolívar se impondrá una vez más. ¡Con el favor de Dios saldremos adelante!

Caracas, 25 de agosto de 2012

 

Comentarios

27.ago.2012 10:57 pm
marieli carreño (Nueva Esparta) dijo:

DIOS TE BENDIGA HERMANO PRESIDENTE, CUANTO DOLOR SE NOTA EN TU ROSTRO, EL DOLOR DE ESTOS COMPATRIOTAS QUE PERECIERON EN TAN DESAGRADABLE Y LAMENTABLE ACCIDENTE, CUANTO LO SIENTO, SE LO QUE ES DOLOR DE HIJO, DE PADRE, MADRE, HERMANO Y DE COMPAÑEROS CAMARADAS, TAMBIEN ESTO SE SIENTE, ME SOLIDARIZO CON LOS FAMILIARES DE LAS VICTIMAS SIGA ADELANTE HERMANO Y CUIDE UN POCO SU SALUD QUE LO NECESITAMOS EN GRANDE.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.