Presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores y Trabajadoras, Wills Rangel

El presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores y Trabajadoras, Wills Rangel, afirmó este miércoles que la organización estará vigilante para que las empresas, públicas y privadas, cumplan con la reducción de la jornada laboral a cuarenta horas semanales y dos días libres continuos, normativa que debe entrar el vigencia el próximo 7 de mayo, cuando se cumpla el lapso establecido para ello en la La Ley Orgánica del Trabajo, las Trabajadoras y los Trabajadores (Lottt) promulgada el año pasado.

Rangel señaló que la Central mantiene un canal de comunicación constante con el Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social, y lo utilizará para garantizar el cumplimiento de la normativa.

“Las cuarenta horas semanales son calidad de vida. El trabajador tendrá más posibilidades para compartir con su familia”, expresó en el espacio De Frente transmitido por Venezolana de Televisión (VTV).

Acotó que este ajuste de la jornada, que actualmente no puede exceder las 44 horas semanales, no está reñido con una optimización de la producción. “Eso (la reducción de la jornada) además permitirá que un trabajador produzca más porque un hombre que descansa está dispuesto a producir mucho más”, opinó.

Rechazó que algunos empresarios, a través de los medios de comunicación, intenten satanizar esta normativa. “Los trabajadores son responsables y conscientes de que la ley se creó para darle protección al trabajador y a la familia”, añadió.

Del mismo modo, Rangel manifestó el apoyo de la Central a la reforma al Reglamento de la Ley de Alimentación para los Trabajadores y Trabajadores, aprobado el pasado lunes en Consejo de Ministros. Esta modificación permite a la banca pública ofrecer los servicios de tickets y tarjeta de alimentación para el suministro de este beneficio a los empleados venezolanos.

Elogió la normativa ya que permitirá que las utilidades que obtengan las entidades financieras públicas por esta actividad sean destinadas, por reglamento, a capitalizar la inversión social.

Contra el acaparamiento

El Presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores y Trabajadoras ratificó que en los próximos días juramentarán en el estado Aragua a unos 960 miembros de la organización como inspectores voluntarios para denunciar el acaparamiento de productos.

Precisó que la mayoría de estos trabajadores proviene del sector privado, quienes han recibido orientación del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis).

Es el inicio de la promoción de esta labor en todo el país, con el propósito de que los trabajadores venezolanos se involucren en la lucha contra el acaparamiento y la especulación. La Central reúne a casi 1,3 millones de afiliados.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.