AVN.- “Que no se nos olvide que el socialismo es científico o no es”, fueron las palabras de Tatiana Puig, presidenta del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas, durante la instalación del Consejo Patriótico de ciencia y tecnología, este miércoles.

Durante la asamblea del Gran Polo Patriótico (GPP), que reunió a más de 100 colectivos, se insistió en la necesidad de adaptar la ciencia y la tecnología al socialismo, frente al avance de las empresas privadas y las potencias mundiales.

El viceministro de Ciencia y Tecnología para la formación, José Luis Berroterán, recordó que el 90% de las investigaciones en el mundo se hacen en Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia y el 75% de dichos trabajos están a cargo del sector privado.

En este sentido, Berroterán cuestionó la idea de que la “ciencia no es política”, pues sería imposible negar que las empresas privadas imponen su propia agenda en las investigaciones.

Vanessa Azuaje, del Frente Bolivariano de Innovadores, Investigadores y Trabajadores de la Ciencia (Frebin), coincidió en este aspecto al afirmar que el sector de ciencia y tecnología se encuentra “incrustado en una élite dominante” con la contribución de las universidades nacionales.

Gracias a la Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación, promulgada en 2005, ya 7.800 investigadores, de un total de 16.000 inscritos, han registrado formalmente sus proyectos, y próximamente el número ascenderá a 10.000 con las nuevas acreditaciones.

El colectivo Tecnología Libre, con la representación de Neritza Aguilera, propuso reimpulsar la soberanía tecnológica mediante el uso correcto de las tecnologías de información y la revisión de instrumentos relacionados con los derechos de autor.

Aguilera denunció los intereses ocultos en legislaciones extranjeras, como la Ley Sinde de España o la Ley Lleras de Colombia, para que la gente no comparta el conocimiento en Internet.

Asimismo, Ángel Ramírez, del Frebin Zulia, resaltó la necesidad de actualizar el Plan Nacional de Ciencia y Tecnología y de organizar a los colectivos para la gestión de iniciativas como las Canaimitas, ordenadores diseñados para los niños en edad escolar y que ya sobrepasan el millón de unidades.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.