Colectivos que conforman el Frente de Usuarios y Usuarias para la Defensa de los Derechos Comunicacionales (Fuuddec) exigen la revisión y evaluación profunda del contenido de los programas de los operadores mediáticos, sobre todo aquellos transmitidos en los horarios para todo usuario y supervisado.

La petición -elevada con la entrega de un documento ante la Defensoría del Pueblo y el Ministerio para la Mujer y la Igualdad de Género- se origina tras el análisis de diversos programas cuyos mensajes son considerados violatorios a la Ley Orgánica de los Derechos de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, así como a la Ley Orgánica de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

Un ejemplo, señalado por Ramón Rodríguez, miembro del frente, es el programa Hay corazón, transmitido por el canal Televen, de lunes a viernes, de 7:00 a 8:00 de la noche.

Durante la lectura del documento, Rodríguez mencionó que dicho programa, cuya dinámica es la presentación de 12 jóvenes (6 mujeres y 6 hombres), incita a “la promiscuidad, la prostitución, la sexualidad irresponsable, el sexismo, la discriminación, el irrespeto, el machismo y la subordinación, entre otras; todo ello empleado como estrategia para lograr rating, con sencionalismo y morbo”.

Razón por la cual solicitan la eliminación de Hay corazón de la parrilla de programación de este canal, así como de todos aquellos programas que contengan mensajes similares considerados como una “amenaza a las buenas costumbres y los valores que destacan al pueblo venezolanos”, señala el documento hoy entregado.

“En el programa ‘Hay corazón’ se ha observado la difusión de contenidos considerados transgresores de los derechos ciudadanos a la moral, ética, valores, costumbre e idiosincrasia de los usuarios, sobre todo al público infantil y juvenil, siendo ésta la población más vulnerable y susceptible a dichos mensajes, que no contribuyen en el desarrollo pleno y digno del ser humano”, añade el documento.

Gimena Rojas, también integrante del frente, señaló que el objeto es evitar que continúen con la transmisión de programas que promuevan mensajes discriminatorios hacia la mujer y que creen antivalores en la sociedad venezolana.

El comunicado indica, asimismo, que la idea es garantizar la no existencia de programas con contenidos que promuevan antivalores, en especial en los niños y adolescentes, y así dar cumplimiento a lo establecido en el artículo 7 de la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión: “Procurar la difusión de los valores de la cultura venezolana en todos su ámbitos y expresiones”.
Y, asimismo, recuerda que todos los prestadores de servicios de televisión deben brindar contenido de calidad, así como el efectivo ejercicio y respeto a los derechos humanos, en particular lo que concierne a la protección del honor, vida privada, intimidad, propia imagen y reputación.

En ese sentido, Larry Devoe, director de servicios jurídicos de la Defensoría del Pueblo, dijo que esta petición será sometida inmediatamente al análisis correspondiente para determinar las próximas acciones de la Defensoría del Pueblo, en el ejercicio de su competencia señalada en la Constitución y en la Ley Orgánica de la Defensoría del Pueblo.

“La Defensoría del Pueblo tiene plena competencia para actuar en defensa no sólo de los niños y adolescentes sino de las mujeres y de todos los derechos reconocidos en la Constitución y leyes especiales de nuestro país, y con esa orientación le daremos lectura y se analizará detenidamente el planteamiento expuesto en el documento y adoptaremos las acciones que resulten pertinente una vez concluido el análisis preliminar”, señaló.

Este documento será enviado de igual forma a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.