Bajo las consignas “Libres en la casa, libres en la plaza”, “Ni silenciadas, ni silenciosas” y “Contra las agresiones personales, defensas sociales”, este lunes la red La Araña Feminista, conformada por movimientos sociales sexo-género-diversos, se apostó frente a la Fiscalía General de la República, frente a la Plaza Parque Carabobo, para realizar una serie de actividades reflexivas a propósito del Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres.

La actividad estuvo fundamentada en principios incluyentes y reunió a diversos colectivos como Divas de Venezuela, F.A.L.D.A.S en Revolución, la Alianza Sexo Género-Diversa-Revolucionaria, Contra Natura y Autana Tepui. La voz es la misma y sonó al unísono: La violencia es ciega al género, ejerce su poder hegemónico y es responsabilidad de la institucionalidad y de la colectividad poner el acento en la garantía del respeto a los Derechos Humanos.

Mayor inclusión para la comunidad trans

Desde ese flanco de lucha, la presidenta del colectivo Divas de Venezuela (organización de defensa de los Derechos Humanos, con especial enfoque en las personas transgénero y transexuales), Rummie Quintero, manifestó que con paso lento, pero firme la comunidad GLBTI (gays, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales) ha ganado mayor visibilización y respeto por la comunidad, así como recuperación de espacios públicos e incremento de la incidencia política. Aunque destacó esos avances, hizo una pausa en otros que merecen atención especial.

“Debemos seguir investigando qué es lo que pasa en la Avenida Libertador, donde asesinan a las compañeras (trans) y los derechos fundamentales de ellas no son respetados. La Fiscalía General de la República, desde el año 2011, tomó cartas en el asunto sobre el asesinato de las personas trans, porque hicimos unas protestas y se pudieron detener a algunas personas que habían asesinado a transexuales, pero no podemos esperar que las maten para encargarse de la situación”, apuntó Quintero.

Su exhorto es para que la Policía Nacional Bolivariana (PNB) incremente el patrullaje en zonas, como la Avenida Libertador, donde es más visible la presencia de mujeres trans.

“La PNB tiene que estar allí dándole seguridad a ellas, que están allí porque hay una demanda social hacia ellas”, alertó, mientras en una pancarta se leía: “Las trans también somos violentadas por el machismo ¡Fiscalía, ponte las pilas!”.

Despenalización del aborto, una deuda pendiente

En representación de F.A.L.D.A.S en Revolución (Feministas en Acción Libre y Directa por el Aborto Seguro), Tatiana Rojas, afirmó que en los últimos 14 años la equidad de género ha avanzado, para reivindicar a las mujeres, aunque es necesario reforzar los mecanismos para garantizar dicha igualdad.

“Se han hecho muchos avances en la Revolución. Nos parece que la Ley Orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia es fantástica, el problema es que ha habido muchos obstáculos para su implementación. El número 0800-MUJER que tiene a disposición el Ministerio de la Mujer para las denuncias no está funcionando correctamente. Por eso, queremos que se profundice la Revolución en ese sentido”, expresó.

Una deuda histórica que espera este colectivo sea saldada es la despenalización del aborto en todas sus formas, o como también es llamado legalizar la interrupción involuntaria del embarazo en todos los casos. En Venezuela el aborto es ilegal, a menos que ponga en riesgo la vida o salud de la mujer.

“Esto es una deuda que tiene la Revolución con la mujer. Tenemos el ejemplo de la Revolución cubana que una de las primeras acciones que tomó fue la legalización del aborto”, dijo.

Rojas comentó que la no regularización del aborto en Venezuela puede ser concebida como una forma de violencia, es una forma de criminalizar esta práctica.

“Esto lo que hace es llevar a las mujeres al margen, a la clandestinidad. Es un problema de salud pública, porque al no ser legal, las mujeres terminan realizándolo ellas mismas, muchas veces con métodos inseguros”, acotó.

Para ello, el colectivo F.A.L.D.A.S en Revolución habilitó la línea Aborto Información Segura 0426-1169496, un servicio público y gratuito que informa sobre la interrupción voluntaria del embarazo.

Contra la cosificación mediática de la mujer

La cosificación de la mujer en los medios de comunicación social también fue denunciada la tarde de este lunes por el colectivo ecológico Autana Tepui, nacido en la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), conformada por 20 personas. Su vocera, Yoselín Ariza, portó una pancarta en la que se leía “Medios de Comunicación, estamos hartas de tus violaciones”.

“Estamos cansadas de los medios de manipulación masiva, que día a día, nos pone programas que atentan contra la mujer. Le hacemos un llamado a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) a que vea la programación de estos medios, ya que a la mujer diariamente se nos utiliza como un objeto, como un producto. Venden mujeres operadas y plásticas. Estamos hartas de eso”, manifestó.

El Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres fue declarado en el I Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe, celebrado en Bogotá, Colombia, en julio de 1981, ocasión en que las damas denunciaron violencia de género en el ámbito doméstico, violación y acoso sexual, así como tortura y abusos sufridos por prisioneras políticas.

Igualmente se recuerda a las hermanas Mirabal -Patricia, Minerva y María Teresa-, activistas políticas que fueron torturadas y asesinadas el 25 de noviembre de 1960, en manos de la policía secreta del dictador dominicano Rafael Trujillo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.