AVN.- Este miércoles fue instalado el Consejo Patriótico de los sectores de Vivienda y Hábitat mediante una asamblea organizada por el Gran Polo Patriótico (GPP). Cerca de 300 colectivos de distintos puntos del país propusieron alternativas para la autogestión de los problemas de vivienda en la población venezolana.

Hoy día, aproximadamente 3.700.000 de venezolanos tienen necesidades habitacionales en distintos grados, indicó el ministro para Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, sea porque necesitan una vivienda nueva o porque la que tienen amerita una ampliación o mejoras.

“¡No queremos bingos ni centros comerciales! ¡Queremos viviendas, viviendas populares!”, coreaban los asistentes. La asamblea de hoy, primera en su tipo, fue hecha para hacer aportes en el área al Plan de Gobierno del presidente Hugo Chávez, de cara a las elecciones presidenciales del 7 de octubre, apuntó Blanca Eekhout, coordinadora nacional del GPP, y de esta manera, profundizar políticas actuales.

Para Jorge Rodríguez, del Movimiento de Pobladores, los problemas de vivienda fueron generados por políticas capitalistas y los esfuerzos para atacar el problema desde su raíz tienen que venir del pueblo, no del Gobierno.

En 2011, las comunidades organizadas construyeron 50.000 viviendas. Se espera que para este año la cifra aumente a 80.000, apuntó el ministro Molina. Los campamentos de Pioneros, por ejemplo, llevan adelante la construcción de 16 comunidades socialistas distribuidas en Distrito Capital, Miranda, Anzoátegui y Lara, con las cuales se beneficiarán a 1.800 familias.

“La organización no es nada fácil, es un debate constante, es encontrarnos constantemente, es debatir todas nuestras debilidades”, expresó Iraira Morocoima, del Movimiento de Pobladores, al cual están adscritos los Campamentos de Pioneros. Éstos acogen a más de 20.000 familias entre organizaciones de ocupantes, trabajadores residenciales, Comités de Tierra Urbana, inquilinos, Frente Organizado por el Buen Vivir y Campamentos de Pioneros, cuyos representantes asistieron a la reunión de este miércoles.

Las propuestas

Los asistentes a la asamblea (cerca de 600) se organizaron en mesas de trabajo de acuerdo a su región de origen. La mesa de la Gran Caracas propuso nombrar una comisión de enlace con el Estado para el sector vivienda, así como promover políticas de rescate del suelo urbano y edificios.

Reiteraron su disposición a trabajar por sí mismos sin esperar que el Gobierno les dé soluciones al problema. También abogaron por una contraloría social de las organizaciones, talleres de formación de consciencia, la movilización de los colectivos para el 7 de octubre y la creación de comités comunales de soberanía. Las reuniones del Consejo Patriótico de la región se realizarán cada 15 días.

Por su parte, los representantes de Aragua, Apure, Carabobo y Guárico resaltaron la necesidad de integrar a los sindicatos a las políticas de vivienda y así lograr la “unión popular más allá del 7 de octubre”. En este sentido, plantearon la posibilidad de repetir el Consejo Patriótico en 2012. Las próximas asambleas para dichos estados se darán a lo largo de mayo.

Las ideas desde los estados Amazonas, Anzoátegui, Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Nueva Esparta y Sucre hicieron énfasis en la transformación interna de los barrios, la creación de nuevas comunidades socialistas y el rescate de inmuebles ociosos. La siguiente cita para los estados del sureste del país es para el 12 de mayo.

Desde el occidente del país, se destacó la necesidad de enfrentar el capitalismo de Estado a través de la lucha contra la corrupción y la burocracia. También se propuso crear una radio comunitaria de cobertura nacional que trate exclusivamente los temas habitacionales.

Se acordó que la próxima reunión nacional del Consejo Patriótico para vivienda y hábitat sea el próximo 23 de junio.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.