Este jueves se realizó la instalación oficial del Consejo Patriótico de las trabajadoras y los trabajadores en Parque Central, Caracas, como parte de la Misión 7 de octubre.

El acto contó con la asistencia de la coordinadora nacional del Gran Polo Patriótico (GPP), Blanca Eekhout, quien habló sobre la confrontación actual entre el “modelo destructor, de muerte, explotación y miseria” (capitalismo) y el “modelo de vida, democracia y reivindicación absoluta de los derechos de los trabajadores y las trabajadoras”, el socialismo bolivariano.

Nosotros “tenemos que salir a nuestras fábricas, a nuestras empresas y a nuestros distintos puestos de trabajo para hacer el mundo nuevo y a construir el mundo de igualdad, justicia y equidad que garantice efectivamente la vida y la felicidad del pueblo”, manifestó durante la actividad.

Asimismo, condenó la explotación y la desaparición que puede “exterminar la vida en el planeta” a través del capitalismo y la amenaza de la guerra en pueblos del mundo.

En ese contexto, indicó que el avance del capitalismo “solo se puede impedir con el pueblo unido”, con los trabajadores y las trabajadoras conscientes, organizados y comprometidos, “asumiendo la batalla por la vida” en el mundo.

Dijo que ese “modelo destructivo tiene que ser derrotado por la conciencia del pueblo”, por la fuerza trabajadora y de todo aquel que todos los días sale a hacer un nuevo mundo.

Por último, señaló que la mejor estrategia de las revolucionarias y revolucionarios en esta lucha es el amor por la vida, la patria y por nuestro hijos e hijas, lo que a su juicio son herramientas fundamentales que “nos dan coraje, valor y fuerza para ser inderrotables”.

“Este acto, este Consejo Patriótico, es un símbolo de la unidad inquebrantable e indestructible que hoy tenemos la oportunidad de vivir (…) y esta unidad nos la ha traído el presidente Hugo Chávez, el principal factor de unidad”, cerró.