La presidenta de argentina, Cristina Fernández, celebró que el nuevo presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, es “chavista y obrero”, lo que evidencia la continuidad de los cambios que se viven en la región desde hace una década, donde el poder pasó a estar en manos de trabajadores del pueblo.

“Me gustó su autodefinición: ‘Soy el primer Presidente chavista y obrero’. Dios mío. Que continente, éste, el de la América del Sur”, escribió Fernández a través de su cuenta en Twitter @CFKArgentina.

La mandataria, quien estuvo presente en el acto de juramentación de Maduro ante la Asamblea Nacional, destacó el discurso del nuevo presidente, a través del cual convocó a todos los venezolanos “a la paz, a la democracia, al respeto”.

Resaltó que “habló de los problemas y de cómo encararlos. De proyectos y de obras. Me gustó. Lo vi firme y sereno. Condenó la xenofobia, contra cubanos y colombianos”.

También señaló que Maduro “enumeró todas y cada una de las elecciones de este bendito país. No conozco ningún otro en el mundo donde se hayan hecho tantas elecciones”.

En su relato, Fernández rememoró que la madrugada de este viernes los mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunieron en Lima, Perú, donde manifestaron su respaldo al Gobierno de Venezuela y acordaron “una comisión para acompañar la investigación de la violencia del 15 de Abril, que causó la muerte de ocho ciudadanos venezolanos”, por parte de grupos fascistas que desconocen la victoria de Maduro en los comicios del domingo.

“¿Por qué será que en todas partes los que no pueden argumentar o convencer para ser mayoría, se tornan violentos? ¿Por qué son minoría?”, se preguntó la mandataria, y de inmediato respondió: “La violencia no es producto de un porcentaje electoral. Es uno de los peores aspectos de la condición humana, el de querer destruir al otro. Al que es diferente, al que piensa distinto”.

Fernández contó que durante su estadía en Caracas observó “inmensas construcciones y urbanizaciones en pleno Caracas”. Relató que la edecana que le asignó el Estado, llamada Leisbeth, le dijo: “Son las que ordenó construir el Comandante (Hugo Chávez) en muchos lugares donde antes sólo vivían los ricos. Van a llegar a los 3 millones de viviendas”.

“¿Se dan cuenta el por qué de tantas cosas, no?”, añade la presidenta en su relato.

La Constitución Bolivariana

Fernández contó que durante el discurso de Maduro ante la Asamblea Nacional, su homólogo venezolano levantó una y otra vez la Constitución venezolana.

Indicó que tiene un ejemplar similar que le obsequió el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, a Néstor Kirchner: “la siento como una verdadera reliquia histórica”.

“En su primera página dice: ‘A mi amigo entrañable y compañero Néstor Kirchner. Firmado por Hugo el 25 de Mayo de 2003, el día que Néstor juró como Presidente. Van a ser diez años”.

Señaló que “siempre estuvo, desde esa fecha, en el escritorio de la (Casa) Rosada. Decidí llevármela y ponerla sobre la mesa de luz de Néstor. Confieso que me dio miedo que pudiera perderse”.

La mandataria argentina se quedó este viernes en Caracas, y recordó que este sábado “por la mañana iremos al Cuartel de la Montaña, donde descansa Hugo”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.