El pueblo venezolano pudo deleitar este martes por casi dos horas, durante una trasmisión de Venezolana de Televisión, un debate entre el presidente de la República, parte de su gabinete ministerial, intelectuales y escritores, quienes resaltaron el valor de la lectura y el libro, esto como parte de la celebración del Día Mundial del Libro y el Idioma.

El lobby de la Biblioteca Nacional, en Caracas, fue el escenario perfecto para este encuentro, pues como dice Jenny Noguera, trabajadora en esta institución, ésta es “la casa de los libros y la casa del pueblo”.

Ideas como socialismo, amor por los libros y la lectura, fascismo, revolución y lucha de clases fueron parte de los temas abordados este martes por no menos de 10 intelectuales.

Sentados frente a los ministros de Cultura y Educación Superior, Fidel Barbarito y Pedro Calzadilla, respectivamente; el escritor Luis Britto García; la historiadora Carmen Bohórquez y el Mandatario Nacional, Nicolás Maduro, los presentes en la actividad no se levantaron ni un momento ante la interesante tertulia, que recordó los ideales del gestor de la Revolución Bolivariana, comandante Hugo Chávez.

Chávez fue acérrimo lector y el primer promotor de la lectura durante su gestión, tanto así que desde el 2000 hasta el 2012 en el programa dominical Aló Presidente, recomendó, entre otros, estos libros: Gira tricontinental de Hugo Chávez. Geoestrategia y revolución, de Luis Bilbao; ¿Por qué el socialismo?, de Albert Einstein; La formación de la mentalidad sumisa, de Vicente Romano García; Secuelas imperiales, de Luis Villafaña; Tiempos de Ezequiel Zamora, de Federico Brito Figueroa; El Estado y la revolución, de Vladimir Ilich Lenin; Marx no estaba muerto, se encontraba de parranda, de Jorge Giordani; El desafío y la carga del tiempo histórico, de István Meszáros; Política de la liberación arquitectónica, de Enrique Dusel; Los lejanos paisajes y Versos de siempre, de Eduardo Alí Rangel; La voz de la revolución, de Juan Francisco Velasco Alvarado y El papel del individuo en la historia, de Jorge Plejánov.

Todos estos títulos se encontraban reflejados en una larga lista al lado de los asistentes, quienes con orgullo colmaban las cuatro paredes que llamaban a devorar libros en un revolución que ha tomado como suya, desde siempre, la bandera de la lucha por la lectura.

“Una de las cosas más hermosas de la Revolución Bolivariana es precisamente estos encuentros donde podemos compartir con el presidente de la República, con nuestros ministros. Donde podemos hablar de la lectura y del libro en función de la construcción de un proyecto revolucionario, socialista, de equidad, amor y de justicia social”, dijo el intelecutal Luis Pellicer, quien se mantuvo atento al debate.

En medio de ese público perplejo, frases como “el comandante (Hugo Chávez) es responsable, por culpa de él tenemos un país de lectoras y lectores, todo estos planes son por culpa de Chávez”, del ministro Calzadilla; o “la Revolución no es simplemente un gobierno, la Revolución es un pueblo, es un poder en la calle”, esbozada por el jefe de Estado fueron compartidas por el público asistente, quienes asentían ante estas reflexiones.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.