Avocados al fervor mariano, cientos de zulianos marchan desde la Plaza Bolívar de Maracaibo hasta la Basílica de Nuestra Señora de Chiquinquirá para elevar una plegaria para el presidente Hugo Chávez Frías, a quien lo encomendaron a la Patrona zuliana para que lo guíe hacia la vida eterna.

El pesar se mantiene intacto pero ahora, con un poco más de fortaleza, el pueblo zuliano se cobija en la fe y aseguran que el líder nacional nunca dejará ser visto como el presidente venezolano.

“No podemos aún quitarnos ese mal sabor de la boca y si me preguntaran ahorita quién es el presidente de Venezuela, ¡pues Chávez!, no sé qué nombre le pone la Constitución a esta pérdida tan dolorosa del pueblo pero para nosotros él es nuestro presidente hoy, mañana y siempre”, confiesa la marabina Jaina Velásquez.

En esta multitudinaria marcha el ambiente se torna cálido y familiar, todos hablando del mismo hombre tal como si fuera el ser más cercano de su entorno. Personas de diferentes edades se unieron al llamado, incluso hombres y mujeres de la tercera edad quienes hicieron el esfuerzo de caminar hasta la Basílica para honrar a quien consideraron un hijo más de los que da la vida.

Así lo relata Gloria Bermúdez de Jiménez, de la comunidad de El Milagro, quien manifestó que durante sus 73 años de vida sólo había sentido profundamente la pérdida de sus padres y, ahora, de su hijo Hugo Chávez.

“La vida de muchos de nosotros tiene un antes y un después con el fallecimiento de Hugo. Cómo olvidar a quien tanto amor dio. Lloré todas las noches desde que dio la información de que se había vuelto a enfermar y se lo encomendé al Doctor José Gregorio Hernández pero a veces los designios de Dios son así, sólo me reconforta saber que descansa en paz y que el amor de su pueblo lo mantendrá vivo en nuestros corazones”, manifestó.

Así, en cada cuadra se une un nuevo grupo de simpatizantes donde el color rojo tiene una nueva lectura, esta vez de sangre de hermanos que profesaban la misma promesa: inmortalizar su legado.

Astolfo González, de la etnia wayuu, confiesa estar viviendo una de las realidades más difíciles que ha sorteado en la vida. “No podemos con este dolor, desde ayer siento que perdí a un gran amigo porque fue eso lo que él significó para este pueblo. Creo que Venezuela no parirá a otro hombre como él, jamás”.

Lealtad absoluta

Cobijados en la esperanza de la Vida Eterna, los zulianos dicen estar dispuestos para enfrentar cualquier batalla política que profundice el trabajo desarrollado en Venezuela por Hugo Chávez Frías.

“Chávez dio la vida por su pueblo y el pueblo la dará por él. La paz reina en Venezuela porque Dios no nos abandonará en este duro momento y sabemos que ahora, con nuestro presidente a su lado, comprenderá el significado que Hugo Chávez tiene para este pueblo”, añadió Juan Carlos Torres, del municipio Santa Rita.

La solidaridad del pueblo zuliano con la familia de Hugo Chávez es ilimitada, así lo indica la cabimense Francisca Berrueta: “Le decimos a sus hijos, a sus padres, que aunque no hay palabras que puedan llenar este vacío, pueden sentir que el amor de su pueblo ocupará ese espacio. Es un hasta luego para el gran comandante, un punto y coma, nos veremos finalmente al lado de Dios”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.