La descolonización de las conciencias y la defensa del patrimonio histórico y cultural fueron algunas de las propuestas claves del X Encuentro de Intelectuales, Artistas y Luchadores Sociales en Defensa de la Humanidad, que culminó este martes 26 en el Hotel Alba Caracas.

Este evento, en el que participaron unos 135 pensadores y activistas, tuvo como eje temático reflexionar entorno al Plan de la Patria diseñado por el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez Frías.

“Hay que defender la soberanía nacional pero también la soberanía cultural”, dijo el salvadoreño Carlos Molina, quien resumió las conclusiones de su mesa de trabajo e insistió en recuperar valores como la solidaridad y reciprocidad “enmarcados en prácticas concretas y expresándolos desde una perspectiva socialista muy clara”.

Apuntó que así como existe una geopolítica debe existir una geocultura que esté vinculada con la realidad latinoamericana. “Debe haber un proyecto geocultural que recupere la experiencia social histórica y la tradición viva de América latina y de los pueblos del sur”.

También destacó la necesidad de trabajar por la deconstrucción de las relaciones de dominación entre los seres humanos y de éstos con la naturaleza y propuso la conformación de un gran Movimiento Mundial que defienda el planeta y de la vida humana de la acción depredadora del sistema capitalista mundial.

Por su parte, la antropóloga venezolana Iraida Vargas habló sobre una nueva hegemonía cultural, la cual debe reproducirse y ampliarse a través de la educación, para crear una conciencia socialista. En este sentido, alertó que el tránsito hacia el socialismo puede trabarse “si el sistema educativo sigue estando al servicio del capitalismo que forma a trabajadores y trabajadoras dependientes”.

Dijo que la hegemonía cultural socialista “requiere trabajar una propuesta de género y el cambio de la estética mercantil que convierte a mujeres y hombre en objetos”.

Asimismo, expresó que la transformación cultural, que pasa por la recuperación práctica de la cultura y las historias originarias, debe ser una política de Estado, pero aclaró que primero se debe reconocer que la cultura socialista está en el pueblo. “El pueblo tiene la cultura socialista, la crea todos los días, está en su memoria y en sus prácticas”.

Vargas destacó que la conciencia socialista debe expresarse “como conocimiento y sensibilidad para la creación y la práctica cotidiana en las formas de organización social”.

En el documento final, los participantes del encuentro resaltaron que Chávez “restituyó a los pueblos el sentido de la dignidad, nos devolvió la patria y la identidad. La independencia, la democracia, el antiimperialismo y el socialismo se volvieron inseparables y adquirieron un sentido regional gracias a una gestión creadora y diversa en pos de la unidad de los pueblos”.

Además, propusieron solicitar, ante las instancias pertinentes, declarar el 5 de marzo como Día de la Dignidad Nacional, en homenaje al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, quien falleció en esa fecha. Además plantearon crear un reconocimiento que se otorgue ese día para las personas, organizaciones o instituciones que destaquen por sostener los valores que alzó el líder socialista.

En el Encuentro también los intelectuales se pronunciaron en pro de la Paz en Colombia, en apoyo a Bolivia en su reclamo por una salida y a favor de la libertad de los héroes cubanos presos en cárceles estadounidenses por luchar contra el terrorismo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.