Oscar Schemel, director de la encuestadora Hinterlaces, indicó este viernes que ”el escenario más probable en las elecciones regionales es un mapa bolivariano”. Este viernes, presentó los resultados de estudios realizados en los estados Falcón, Miranda, Aragua, Anzoátegui, Carabobo, Lara, Sucre, Vargas y Táchira. De acuerdo con dichos sondeos, los candidatos a gobernadores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ganarán en 8 de esas nueve entidades federales.

Con respecto a las simpatías partidistas, destacó que éstas se encuentran concentradas en el PSUV “aún en los estados con gobernadores opositores”, con 40% de apoyo; el partido Primero Justicia, con 17%; seguido de Voluntad Popular (VP), con 8%; Acción Democrática (AD), con 5%, y Un Nuevo Tiempo (UNT), con apenas un 3% de apoyo.

Agregó que el concepto clave de esta campaña electoral es la racionalidad de los votantes, quienes sufragarán tomando en cuenta el candidato más idóneo para su estado y, en varios casos, dejando de lado sus adhesiones partidistas.

En ese sentido, resaltó el caso del estado Táchira, cuya tradición opositora fue evidente en los comicios del pasado 7 de octubre. No obstante, prevé un triunfo del socialismo el próximo 16 de diciembre en la entidad andina.

Posibles escenarios en el centro del país

De acuerdo con lo estudios presentados por Hinterlaces, el candidato a gobernador por el PSUV en el estado Aragua, Tareck El Aissami, posee 58% de intención de voto, sobre 29% que tiene el candidato por la llamada Mesa de la Unidad (MUD), Richard Mardo.

En este sentido, el director de Hinterlaces señaló que una de las principales debilidades de la campaña opositora, tanto en esta entidad regional como en el resto del país, ha sido la falta de discurso, de símbolos y de un mensaje claro que logre conectarse con las necesidades de la gente.

Un panorama similar se aprecia en el estado Carabobo. El candidato socialista, Francisco Ameliach, cuenta con 54% de intención de voto a su favor, mientras que Henrique Salas Feo, actual gobernador, cuenta con tan sólo un 36% de apoyo.

De acuerdo con Schemel, la brecha de 18% entre ambos candidatos responde al agotamiento del pueblo carabobeño ante la dirección política de la familia Salas. Padre e hijo, en total, han gobernado la entidad por 20 años.

Este escenario se une a lo que el director de Hinterlaces definió como “un problema estratégico clave”, al momento de establecer los conceptos de la campaña opositora guiada por el lema “Al pollo voy”. En contraste, Ameliach repuntó gradualmente sobre la base de la promesa de soluciones concretas a los problemas.

Con respecto a Vargas, se espera que Jorge Luis García Carneiro gobierne la entidad por cuatro años más, pues posee una intención de voto de 63%. José Manuel Olivares, candidato de la MUD, cuenta con un apoyo del 27%.

La actual gestión de García Carneiro se ha caracterizado por el desarrollo de obras de infraestructura como la realización de la autopista Bicentenario de Mare Abajo, la edificación de unas 14.000 viviendas dentro de la Gran Misión Vivienda Venezuela y la construcción de dos terminales terrestres de pasajeros (uno en Catia La Mar y otro en La Guaira).

Con respecto a Miranda, el candidato socialista Elías Jaua gana con 49% de los votos, mientras que el candidato de la derecha en esta entidad, Henrique Capriles, obtendría un 44% de los sufragios.

El estudio también apuntó que en Miranda el 55% de los electores considera que el gobernador idóneo para la entidad es Jaua, porque presenta una propuesta de gobierno coherente y líneas de acción claras, junto a la expectativa de una gestión eficiente, que ha cobrado fuerza durante la campaña.

Respecto al candidato a la reelección para la gobernación mirandina por la llamada Mesa de la Unidad (MUD), Henrique Capriles, quien perdió las elecciones presidenciales del 7 de octubre, Schemel dijo que “se ha centrado estos últimos días en movilizar a sus votantes más que en hacer propuestas concretas”.

La situación en oriente

De acuerdo con los estudios hechos por Hinterlaces, es factible que Aristóbulo Istúriz gane la gobernación del estado Anzoátegui con un 54% de los sufragios, sobre 32% que alcanzaría el candidato a la gobernación por la MUD, Antonio Barreto Sira.

En Sucre, 44% prevé votar por el candidato socialista, Luis Acuña, mientras 38% espera hacerlo por Hernán Ñúñez, candidato por la MUD, lo cual da una brecha de 6%. Esto plantea el panorama de una elección reñida, refirió Schemel.

El escenario en Táchira

El directo de Hinterlaces explicó que en el estado Táchira, entidad que actualmente es gobernada por dirigencia de derecha, se ha registrado una reconfiguración de las fuerzas que hacen vida en la entidad andina, ante la victoria abrumadora del presidente Chávez el pasado 7 de octubre.

Si bien en esos comicios la opción socialista no salió favorecida, la encuestadora espera que el candidato José Vielma Mora gane el 16 de diciembre con 48% de los votos. Así, tiene una brecha de 9% a favor frente al candidato por la MUD y actual gobernador, César Pérez Vivas, que tiene 37% de la intención de voto.

A lo largo de 2012, la gestión de Pérez Vivas enfrentó escándalos de corrupción como el manejo de nóminas paralelas y el pago incompleto de bonos a trabajadores activos del Ejecutivo Estadal.

El panorama en centro occidente

En el caso de Falcón, los estudios de Hinterlaces refieren que la candidata socialista a la gobernación, Stella Lugo, tiene 49% de intención de voto, mientras 30% de los consultado se inclina por el postulado de la derecha, Gregorio Graterol.

En el estado Lara, las encuestas de intención de voto dan la primera opción al abanderado por la MUD, Henri Falcón, con 47% de apoyo, mientras que el candidato socialista, Luis Reyes Reyes, tiene 32%.

Falcón, quien ganó la gobernación hace cuatro años con apoyo del PSUV y luego abandonó esta organización, tiene abierta una investigación por presuntas irregularidades administrativas durante su gestión como gobernador desde 2008 hasta este año.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.