Una gran cantidad de adultos mayores y jóvenes venezolanos se concentran e las adyacencias del Palacio de Miraflores, en la avenida Urdaneta, en defensa de la Constitución Bolivariana y en apoyo del presidente Hugo Chávez.

María Guedez, de 70 de años de edad, y habitante de Barcelona, estado Anzoátegui, cuenta que se trasladó al Palacio de Miraflores para estar presente en la juramentación del pueblo y de la voluntad popular expresada el pasado 7 de octubre.

“Yo formo parte del Poder Popular y como poder estoy en el deber y derecho de juramentarlo (a Chávez) porque el pueblo venezolano se expresó el 7 de octubre y lo eligió como presidente hasta 2019″, dijo.

Amarilis Boada, educadora jubilada de 60 años, recordó cómo los estudiantes de la Cuarta República carecían de programas educativos, lo que provocó un descenso en la matrícula de inscripción.

“Los niños pobres no podían estudiar porque no tenían plata y los que acudían a la escuela pasaban hambre. Ahora es distinto, está el Programa de Alimentación Escolar, las Canaimitas, los libros gratis. Eso tenemos que defender hoy y siempre”, dijo la educadora.

Geraldyne Barreto, del estado Anzoátegui, dijo que actualmente los jóvenes cuentan con la facilidad de estudiar en colegios  y universidades gratuitos, para posteriormente trabajar en los múltilples programas y proyectos que adelanta el Estado.

Igualmente, María Gabriela Sánchez, de 21 años y estudiante de derecho, expresó que el Estado otorga todas las herramientas para que los jóvenes se superen y trabajen con miras a convertir a Venezuela en una gran potencia.

“Yo trabajo en el Seniat (Servicio Autónomo Integrado de Administración Tributaria) desde octubre de 2011 y he tenido una gran oportunidad para aprender y crecer. Eso lo brinda la revolución. Oportunidades de trabajo, estudio, becas, para que seamos nosotros quienes más adelante convirtamos a Venezuela en una potencia tecnológica, educativa, productiva y económica”, resaltó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.