A 199 años de la Batalla de la Juventud, las muchachas y muchachos celebran los logros alcanzados gracias a las políticas que la Revolución ha desarrollado para ellos en estos 14 años

Son innumerables las muestras de amor que a lo largo de 14 años le ha dado Chávez a la juventud venezolana. En septiembre de 2012, durante la campaña electoral, el Presidente aseguró ante cientos de jóvenes, “muchachos y muchachas, son ustedes la mejor de todas las generaciones que por esta tierra venezolana han pasado en 500 años de historia conocida”.

Se dirigía entonces a una juventud a la que se le encomendaba una misión histórica: la construcción de una nación.

Yo estoy seguro que ustedes con sus propias manos engranadas con sus corazones y sus almas van a terminar de construir la Venezuela socialista de todo el siglo XXI. Cuenten conmigo, me pongo a la orden de ustedes para acelerar y para profundizar en los próximos años la construcción de la patria de ustedes que es la patria socialista”, indicó en esa oportunidad.

Victoria patriota

Tal día como hoy hace 199 años, Bolívar le encomendó una misión a José Félix Ribas, defender la entrada de Caracas. Ribas reunió alrededor de la Plaza Mayor a un grupo de muchachos inexpertos en el uso del fusil, pero con el coraje necesario para proteger la patria. Acompañados de 1.500 soldados, emprendieron la marcha hacia La Victoria para enfrentarse con 2.500 hombres de las tropas realistas.

Ya en el campo de batalla los jóvenes de Ribas, temerosos de empuñar por primera vez un rifle o una espada, vieron en el horizonte una nube de polvo que viajaba junto con la cuadrilla de Boves. Entonces Ribas se dirigió a ellos con estas palabras efervescentes de patriotismo:

…Defendéis del furor de los tiranos la vida de vuestros hijos, el honor de vuestras esposas, el suelo patrio; mostradles vuestra omnipotencia. En esta jornada que ha de ser memorable, ni aún podemos optar entre vencer o morir: necesario es vencer…Viva la República”.

Cuando empezó a oscurecer, Vicente Campos Elías apareció con un valioso refuerzo de 220 soldados, suficientes para que con el empuje de Mariano Montilla, Cedeño, los hermanos Padrón y el propio Ribas se obtuviera el espléndido triunfo de La Victoria.

Hijos de la Revolución

Las políticas ejecutadas por el Gobierno Bolivariano para favorecer a la juventud han impactado positivamente en el sector mayoritario de la población venezolana.

La educación, abanderada dentro de los planes en marcha, ha llegado a todos los rincones a tal punto que la Unesco reconoce a Venezuela – el quinto país más feliz del mundo y libre de analfabetismo – como el tercer país de la región cuya población lee en mayor medida.

Venezuela es el segundo país de América Latina y el quinto del mundo en tener proporcionalmente más estudiantes universitarios. Uno de cada tres venezolanos está inscrito en algún programa educativo.

Los jóvenes tienen espacios gratuitos para disfrutar de la cultura, más oportunidades de estudios superiores y técnicos con opciones a becas de las Misiones Ribas y Sucre. Con la Misión Vuelvan Caras, millones de jóvenes han accedido a un empleo digno, han formado cooperativas y se han beneficiado de programas de formación.

La juventud venezolana ha aumentado su participación y organización; ha adquirido mayor conciencia política y sabe la importancia que tiene la Revolución Bolivariana para el desarrollo del país.

La misión ahora es ser tenaces y consecuentes con la patria, recordar el pasado para construir el futuro; como enfatizó el presidente Chávez, en su alocución a los jóvenes:

A mi generación la destrozaron, nosotros somos una especie de sobrevivientes de la catástrofe, los que aquí estamos cruzando los 58 años, rumbo a los 60 ó más allá. Ustedes en cambio que nacieron casi con el Caracazo, casi con el 4 de febrero y el 27 de noviembre, ustedes vinieron al mundo cuando llegaba la Revolución en Venezuela. Son ustedes hijos de la Revolución”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.