Las acciones desestabilizadoras promovidas por la derecha venezolana para llevar a cabo un golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Nicolás Maduro, elegido por el pueblo el 14 de abril, son respaldas con duros pronunciamientos de actores de la ultraderecha internacional.

“Las Fuerzas Armadas a las que tu perteneces es la única que podría evitar la enorme tragedia que se avecina, si se organizan y toman el poder, podrán exigir un recuento de votos”, afirmó Fernando Hidalgo, presentador de la televisora de Miami Mega TV, el pasado 19 de abril, en un mensaje directo a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Hasta la fecha suman nueve muertes violentas de seguidores de la Revolución Bolivariana, tras los ataques de simpatizantes del excandidato antichavista Henrique Capriles Radonski, quien se negó a aceptar los resultados de las elecciones del 14 de abril y convocó a sus filas a las calles a desbordar “su arrechera”.

“Tengo esperanzas que actúen de acuerdo a esta petición”, agregó el animador, quien en más de 4 minutos frente a la cámara atacó además a la Revolución Cubana y manifestó clara simpatía hacia Capriles Radonski.

Las declaraciones de Hidalgo se unen a las del reaccionario presentador peruano, Jaime Bayly, quien desde la misma televisora, el lunes 15 de abril, aseguró que “se ha hecho un fraude descarado en Venezuela y no ha ganado Maduro”, desconociendo los resultados que han sido avalados por los cinco rectores del Poder Electoral venezolano, por los acompañantes internacionales y los más de 3 mil observadores nacionales.

Estas afirmaciones trascienden la pantalla anticubana de la TV de Miami. El 17 de abril, el Secretario de Estado norteamericano, John Kerry, pidió que haya un reconteo de votos.

“No le puedo dar un sí o un no. Pensamos que debe haber un reconteo. No sabemos que va a pasar en los próximos días”, dijo el alto funcionario del Gobierno de Estados Unidos.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, ha explicado en reiteradas oportunidades que el sistema electoral venezolano es automatizado por lo que el conteo de votos se realiza a través de máquinas —completamente auditadas por los especialistas de todos los bloques políticos— y no de manera manual.

El 54% de las máquinas de votación fueron revisadas por miembros de mesa, testigos de los candidatos y los electores la misma noche del 14 de abril en todos los centro de votación del país; sin embargo, la próxima semana comenzará la auditoría sobre el 46% de las cajas de resguardo que no fueron auditadas el día de la elección, “en aras de aportar a la preservación de un clima de armonía”, anunció Lucena.

Este sábado Capriles se vio en la necesidad de aclarar a sus seguidores que la auditoría “no es contar las papeletas”, luego de haber insistido, reiteradamente, sobre el “reconteo de votos”.

“Parece que se quiere generar algún tipo de confusión”, dijo el excandidato antichavista, quien se esfuerza por tomar distancia de los hechos de violencia promovidos por él mismo.

El ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, denunció el pasado 16 de abril que el objetivo de Capriles Radonski, al desconocer los resultados electorales, es crear las condiciones para dar un golpe de Estado en el país.

“No nos chupamos el dedo, este es un llamado insurreccional que busca crear las condiciones para un golpe de Estado”, dijo Villegas en entrevista con Noticias24 Radio, donde señaló como irresponsable su llamado a la violencia.

Durante el golpe de Estado contra el presidente Hugo Chávez, en abril de 2002, Capriles Radonski fue protagonista del asedio a la embajada de Cuba en Caracas y la persecución a dirigentes bolivarianos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.