El pueblo venezolano que se volcó a las calles hace 11 años, entre los días 13 y 14 de abril de 2002, salió a defender a la patria con conciencia y objetivos, y guiados por las enseñanzas del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

La reflexión fue hecha este sábado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, durante la conmemoración del Día de la Dignidad Nacional, en el Cuartel de la Montaña, donde explicó las diferencias y semejanzas entre los que protestaron el 27 de febrero de 1989 y los que abarrotaron las calles de Caracas aquellos días de abril de 2002.

Ese pueblo, en dos tiempos, fue movido “por la misma fuerza volcánica, mágica, misteriosa que llevó a que todo fuera coordinado sin ser coordinado por nadie. Era la misma fuerza que le daba valor para no temerle a las balas ni a la represión. Sí era el mismo pueblo del 27 de febrero y sigue siendo el mismo pueblo del 27 de febrero”.

Aquel pueblo, precisó, de finales de los años 80, “salió sin objetivos”, para manifestar sus frustraciones acumuladas durante años de opresión neoliberal. Resaltó que esas personas que murieron “fueron la semilla de la patria nueva que empezaba a germinar, a crecer bendita”.

En cambio, la fuerza que movió a la multitud a salir a las calles en abril de 2002 fue precisamente esa conciencia y proyecto de patria que impulsó Chávez.

“Ya teníamos objetivos, así que ese pueblo que se alza, de manera misteriosa, sin coordinación pero coordinado, aquel 13 y 14 de abril, ya se alza por la patria”.

Las declaraciones de Maduro se producen a propósito de la conmemoración de ese 13 de abril de 2002, cuando el pueblo venezolano y militares patriotas tomaron las calles e hicieron posible el rescate del hilo democrático y la reinstalación del comandante Hugo Chávez en el poder.

A partir de ese día se denomina cada 13 de abril Día de la Dignidad Nacional, pues a pesar de los obstáculos, el pueblo venezolano logró el retorno del presidente Chávez para consolidar el proceso revolucionario y Bolivariano en Venezuela.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.