El presidente de la República, Nicolás Maduro, expresó este martes que el Gobierno y el pueblo revolucionario derrotaron el golpe de Estado promovido por la derecha, pero advirtió que aquellos sectores “van a continuar intentando desestabilizar”.

“Hoy declaro derrotado el golpe de Estado, por el pueblo y la Fuerza Armada”, dijo poco antes de inaugurar un centro de diagnóstico integral (CDI) en la parroquia Caucagüita, en el estado Miranda. “Repudiamos toda la violencia y a quienes la llamaron”, añadió.

El mandatario nacional denunció los hechos violentos promovidos por la ultraderecha este lunes, tras la insistencia del ex candidato antichavista, Henrique Capriles, de desconocer los resultados de las elecciones del domingo, en las que fue derrotado por cerca de 273.000 votos. Pidió establecer las responsabilidades y aseveró que el plan cuenta con financiamiento del Departamento de Estado de Estados Unidos.

La violencia desatada por la derecha incluyó acoso a los médicos cubanos, quienes “fueron amenazados de muerte en varias partes del país” por “hordas fascistas organizadas”.

“Trataron de sacar por la fuerza y asesinar a médicos y médicas cubanas. Un solo responsable: quien llamó a la violencia. Que se establezcan las responsabilidades del caso. Todo por un capricho de la burguesía amarilla: ponerle mano al poder y voltear la voluntad y la soberanía popular”, denunció.

Maduro recordó que el mismo domingo se realizó la auditoría de 54% de las mesas de votación. “Resultó impecable. Tenemos las actas completas y los resultados están impecables. Ellos lo saben, el cogollo de la burguesía amarilla, con sus ambiciones de poder desmedidas, y ayer se volvieron locos, llamando a la gente a la calle”, expresó.

Dijo que la ultraderecha organizó un plan para atacar sedes del Partido Socialista Unido de Venezuela, centros de diagnóstico integral, urbanismos de la Gran Misión Vivienda Venezuela como el de La Limonera, en Miranda, donde murieron dos personas, y a la “gente en la calle sólo por ser revolucionaria. Esta es la crónica de un golpe anunciado”.

Maduro alertó que si la derecha hubiera llegado a la Presidencia, habría desmantelado todo el sistema de salud Barrio Adentro.

“Si ustedes hubieran tomado el poder, habría venido una cacería de brujas para asesinar al pueblo. Pero no fue así. El pueblo fue sabio y ganamos en buena lid. Fue una victoria constitucional, popular, legal, avalada por el Poder Electoral y por todo el mundo que vino a ver”, enfatizó.

“Y usted, señor amarillo, se ha portado fuera del margen de la Constitución y la ley. Usted tiene que responder ante la Constitución y la ley porque es el responsable de los muertos que hoy estamos velando”, sostuvo.

“Usted ha actuado peor que Carmona Estanga. Se parece más a Carmona Estanga que a otra cosa”, indicó en referencia al empresario que se proclamó presidente en el golpe de Estado de abril de 2002.

Asimismo, indicó que los revolucionarios no cederán ante el chantaje de la violencia, la intolerancia y el odio. “Llamamos a la paz, que el pueblo me escuche donde esté, en los campos más alejados, en los barrios, en las comunidades, las universidades: paz, serenidad absoluta, no caer ni crear provocaciones. La patria va a seguir su rumbo, de trabajo, de construcción”, añadió.

También condenó los ataques a las residencias de la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena; del dirigente William Izarra y de su hijo, Andrés Izarra, exministro de Comunicación e Información.

Dijo que tienen los videos sobre el ataque a la casa de Lucena y el Gobierno actuará legalmente. “¿Eso es democracia o fascismo?”, se preguntó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.