En la emisión del Aló, Presidente de este domingo se transmitió un resumen del programa número 355, en el cual el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, hizo un llamado a recordar el golpe de Estado del 11 de abril de 2002 para hacer frente a los continuos ataques e intentos desestabilizadores de la derecha.

“Es necesario abonar, con el mejor fertilizante, la memoria, porque allí siguen el imperio, la burguesía y las empresas de la comunicación llamando al golpe. Siguen tratando de dividir, siguen conspirando para desestabilizar el país, siguen saboteando y manipulando. La batalla no ha terminado. Es una historia que está viva, que sigue palpitando”, expresó Chávez en aquella oportunidad.

El líder socialista señaló que los caídos el 11 de abril forman parte de los mártires que dejó la batalla por la indepencia de Venezuela en los últimos 200 años.

“Es necesario que inscribamos Puente Llaguno en estos 200 años. Puente Llaguno es continuación del 19 de abril, del 24 de junio”, afirmó.

En esa oportunidad, Chávez alertó al pueblo venezolano que esa batalla no había terminado, porque la burguesía venezolana, al servicio de las potencias mundiales, continuaba ejecutando acciones para tratar de acabar con el proceso revolucionario.

“Ellos siguen ahí, siguen llamando al golpe, siguen buscando generales, siguen buscando oficiales, siguen tratando de meterse en la Fuerza Armada, tratando de dividir a la Fuerza Armada. Siguen buscando armas, siguen conspirando para tratar de matarme, siguen conspirando para desestabilizar el país, siguen tratando de sabotear el sistema eléctrico, la empresa petrolera, la economía nacional”, dijo Chávez.

“El 11 de abril estaba escrito”, expresó Chávez en esa oportunidad y continúo su explicación: “El plan golpista fue bien elaborado, ellos venían por varias direcciones, venían por aquí, por El Calvario una avanzada muy violenta, con armas (…) todos tenían una vanguardia violenta, golpista, asesina y además los francotiradores bien ubicados ahí”.

Pero ante ese avance de los golpistas -manifestó- el pueblo formó una línea de resistencia, junto a la Fuerza Armada patriótica. “El pueblo no es tonto, el pueblo es sabio; el pueblo dijo: Bueno, si la batalla es en Miraflores, pues, para allá nos vamos”.

“Si no se establece esa línea de defensa del pueblo, y aquel grupo de valientes y heroicos soldados pero bastante disminuidos, porque eran grupos pequeños, que tenían, además, días y días en la batalla, esa marcha fascista hubiese asaltado y destrozado este Palacio”, añadió.

A ocho años de ese golpe, Chávez aclaraba al pueblo venezolano que la batalla no había terminado.

En esa edición, el líder socialista enfatizó que “allí está la misma oligarquía, la misma burguesía, el mismo Imperio, ahora con otro rostro, pero es el mismo asesino y salvaje yanqui; y la misma burguesía venezolana, los mismos rostros que aquí estaban en estos pasillos el 12 de abril celebrando, dándose abrazos”.

Destacaba que “ellos siguen ahí, siguen llamando al golpe, siguen buscando generales, siguen buscando oficiales, siguen tratando de meterse en la Fuerza Armada, siguen buscando armas, siguen conspirando para desestabilizar el país, siguen tratando de sabotear el sistema eléctrico, la petrolera, la economía nacional”.

Además, habló sobre la influencia que estaba ejerciendo la derecha sobre las nuevas generaciones.

“Esa vieja oposición, fascista, o antidemocrática que fue Gobierno durante mucho tiempo se ha encargado de contaminar a nueva gente, a nuevas corrientes o pequeños grupos. Gente joven que se ha contaminado (…) que se ha sumado a incursionar en esa corriente, pues, contrarevolucionaria o antigobierno capitalista”, reflexionó.

Pueblo a dar la pelea

El máximo líder de la Revolución Bolivariana instó a seguir “dando la batalla en todos los frentes: el ideológico, el político, el organizativo, el cultural, histórico, comunicacional, económico”.

Ordenó: “Se prohíbe olvidar (…) Hay que inscribir el 11 de abril en la perspectiva de la historia”.

Enfatizó que es importante “la memoria para que mas nunca ocurra aquí un 11 de abril”. Y advirtió que “ si ocurriese vendría el 13, pero elevado a la enésima potencia”.

“Si llegaran a inventar que si un golpe de Estado, que si un acto terrorista (…) yo pido que todos estemos preparados, porque la respuesta tiene que ser radical, a fondo”, subrayó.

La invitación la hizo al pueblo venezolano y a los “generales y almirantes, prepárense para eso, con los soldados”.

Explicó que hay lograr “la victoria ya definitiva contra el imperialismo y contra esta apátrida burguesía”.

Durante su alocución, Chávez recordó un pensamiento de Bolívar que decía que “la primera de todas las fuerzas es, no la de los cañones, no la de los tanques, no la de los bombarderos, es la fuerza de la opinión pública”.

“Bien, esta es la batalla de las ideas y por la opinión pública”, dijo.

Aló, Presidente fue un medio de contacto que mantuvo el jefe de Estado con el pueblo venezolano durante 13 años. Su propósito fue informar a los venezolanos sobre los proyectos y logros de la Revolución Bolivariana.

El programa comenzó en radio en 1999 con una transmisión a través de Radio Nacional de Venezuela (RNV) y los altos índices de audiencia hicieron que el espacio evolucionara hacia el formato audiovisual.

Llamado a proteger la revolución

Chávez insistió en la necesidad de proteger el proceso revolucionario, ya que, de tener la oportunidad, la oligarquía tomaría el poder para eliminar los avances sociales y políticos alcanzados en el país a partir de 1998.

“Si esa gente recuperara aquí el poder, la persecución sería pareja, llenos de odio, de deseos de venganza, de sangre. Dígame en la Fuerza Armada, en los barrios, en las instituciones del Estado, del Gobierno. Por eso no podemos permitir que vuelvan, pero más nunca, y menos aún cuando vemos ese triste espectáculo de una oposición que se echa cuchillo”, advirtió en la transmisión del Aló, Presidente.

“Esa oposición no es democrática y cuando ejerció el gobierno tampoco fue democrática: ejerció una tiranía. Así que nunca fueron demócratas, nunca creyeron en la democracia y ahora continúan con ese signo antidemocrático. Y si llegaran a gobernar, igualito, o peor, porque ahora pasaron por la escuela del fascismo”, indicó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.