Con un llamado a la acción internacional por la soberanía económica, política, cultural y ambiental de los pueblos, así como el fin a la impunidad de las transnacionales, los movimientos y organizaciones sociales de América Latina, el Caribe y Europa comenzaron este viernes la Cumbre de los Pueblos en Santiago de Chile.

El evento se desarrolla paralelamente a la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE).

La actividad comenzó a las 10:00 de la mañana (hora local) en la sede de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile, donde se dieron cita cientos de organizaciones sociales de ambos continentes, cuyos miembros discuten en talleres como Patagonia sin represas, drogas, democracia, arquitectura financiera internacional, extractivismo y pueblos indígenas, entre otros.

Carlos Torres, coordinador de la Cumbre de los Pueblos, manifestó que, pese a las hostilidades del gobierno del presidente chileno, Sebastián Piñera, la cumbre empezó con “encuentros de las organizaciones no gubernamentales, de los trabajadores, de los jóvenes, de los pueblos indígenas”, entre otros.

Por su parte, Martín Drago, de la organización Amigos de la Tierra Internacional, manifestó que es un evento “para que las ideas de las distintas organizaciones y movimientos converjan y a partir de ahí construir los planteamientos”.

Indicó que los movimientos y organizaciones sociales han venido “resistiendo a la agenda neoliberal desde hace muchos años y promoviendo modelos al servicio de los pueblos, de integración latinoamericana, de solidaridad entre los pueblos del mundo, y con esas premisas construiremos nuestras ideas”.

Pueblos indígenas

Una de las salas de discusión estaba llena de wiphalas, la bandera de siete colores que identifica a las comunidades indígenas bolivianas.

En esa sala los pueblos originarios de Bolivia se hicieron presente para dar a conocer sus propuestas.

“Venimos a encontrarnos con los pueblos indígenas de América para poder compartir, fortalecer la lucha e intercambiar ideas sobre las realidades de nuestras etnias”, expresó Rodrik Eloy Kolke, miembro de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia.

Señaló que vinieron a “mostrar los cambios profundos que se están realizando en nuestro país” y a plantear el tema de la soberanía alimentaria, además de “luchar contra el sistema capitalista. No se puede jugar con el tema de la alimentación, no puede ser sólo un tema de comercialización”.

Kolke también expresó su solidaridad al pueblo mapuche ante “el neoliberalismo, los gobiernos que aún tratan de exterminar, de eliminar, a los pueblos indígenas de Chile”.

Conclusiones llevadas a presidentes y bases

Jimena Fuentealba, de la Brigada SOS Huasco de Chile, dijo que participan de la Cumbre de los Pueblos “para dar a conocer nuestras problemáticas que son varias a nivel de región de Atacama, como son los glaciares, las termoeléctricas y la minería que está agotando nuestros recursos hídricos en la región”.

Explicó que las conclusiones de la cumbre, además de ser entregadas a los presidentes de la Celac, serán presentadas a las bases y a sus organizaciones locales para evitar que continúe el saqueo ambiental.

Los movimientos sociales tienen previsto marchar al final de la tarde de este vienes por el centro de Santiago de Chile.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.