Mujeres sindicalistas manifestaron este lunes su repudio ante las ofensas del ex candidato de derecha Henrique Capriles Radonski contra los presidentes que asistieron a la toma de posesión de Nicolás Maduro, especialmente el agravio a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández.

A través de una serie de mensajes publicados en @hcapriles, el candidato derrotado ofendió a los mandatarios regionales, al cuestionar los mecanismos de intercambio que ha establecido Venezuela con naciones como Argentina.

En rueda de prensa, la vicepresidenta de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, Eglé Sánchez, consideró “grosero, insolente y miserable” la forma en la que el ex candidato de la derecha se dirigió a la presidenta argentina.

“Repudiamos los ataques de Capriles contra las mujeres venezolanas, latinoamericanas, trabajadoras y luchadoras”, expresó con indignación, y le exigió retractarse y disculparse de forma pública por dichas ofensas.

Rechazan asedios contra CDI

El 14 de abril, fecha de las elecciones presidenciales, Nicolás Maduro obtuvo la victoria con el respaldo de 7 millones 575 mil 704 de venezolanos, lo que representa 50,78 % de la votación. No obstante, sectores de la derecha venezolana han intentado desconocer la voluntad de la mayoría y desacreditar al Poder Electoral.

Tras darse a conocer los resultados, Capriles Radonski, quien logró 7 millones 302 mil 648 votos (48,95%), se dirigió a sus seguidores a través de los medios de comunicación, con un discurso violento y de desconocimiento a los resultados electorales.

Ello trajo como consecuencia nueve chavistas asesinados y 63 personas lesionadas, a una de las cuales intentaron quemar viva. También fueron asediadas 25 instalaciones, entre Centros de Diagnóstico Integral y consultorios populares, sedes partidistas e instalaciones públicas incendiadas.

En ese sentido, Sánchez repudió la ola de violencia: “Las mujeres repudiamos, rechazamos y condenamos la forma como este ex candidato ha venido desestabilizando al país, que trajo como consecuencia la pérdida de vidas humanas y daños a nuestros CDI”.

Los CDI forman parte de las políticas que en materia de salud lleva adelante la Revolución Bolivariana, gracias a la voluntad de Comandante Eterno, Hugo Chávez, quien se empeñó en dar asistencia óptima y gratuita a toda la población.

Para Sánchez, el daño a cualquier instalación donde se desarrollan las misiones sociales creadas por Chávez “es un daño a los venezolanos, porque son los centros a donde van los pobres, a donde van los trabajadores y donde es asistida la clase obrera en general”.

“Por eso las mujeres repudiamos y rechazamos todas esas acciones violentas. Defenderemos nuestros logros con nuestras vidas, si es necesario”, expresó.

Ratificó su apoyo al presidente constitucional de la República, Nicolás Maduro, “porque enaltece el esfuerzo de la clase trabajadora. Aquí está esta central para defender al presidente Maduro y para acompañarlo en su esfuerzo a favor de la clase obrera venezolana”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.