Dos imágenes de la Virgen María en sus advocaciones Del Valle y Betania fueron llevadas al presidente Chávez este miércoles a La Habana, donde cumple su proceso de recuperación.

Las imágenes fueron enviadas por los pueblo de Cúa, en el estado Miranda, y de Nueva Esparta, y encomendadas al vicepresidente Nicolás Maduro para que le fueran llevadas al presidente de la República Bolivariana de Venezuela.

El Vicepresidente Maduro, en compañía del canciller Elías Jaua y la procuradora general de la República, Cilia Flores, trasladaron las imágenes a Cuba.

La Santísima Virgen del Betania fue entregada por una joven, en la plaza Ezequiel Zamora en Cúa, durante la visita que Maduro realizó el pasado viernes 1.° de febrero al municipio Urdaneta del estado Miranda con motivo de la conmemoración de 196 años del natalicio del general Ezequiel Zamora. En la oportunidad el vicepresidente ejecutivo recorrió la casa natal de este luchador de la patria

«Esta imagen será entregada a nuestro Comandante, para que muy pronto lo tengamos aquí en nuestra tierra, así lo sabemos y así será», dijo Maduro ese día.

Un día antes, en la visita que ministros del Poder Popular del Gobierno Bolivariano junto al vicepresidente realizaron al estado Nueva Esparta para la entrega de 216 viviendas en el urbanismo Villa Zoita II, en el municipio García —las cuales fueron construidas a través de la Gran Misión Vivienda Venezuela—, este recibió una imagen de la Virgen del Valle para ser entregada a Chávez.

Esto se convierte en dos actos de fe del pueblo venezolano, que continúa elevando las oraciones por la recuperación plena del mandatario nacional.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.