En la avenida Lecuna y sus calles adyacentes, en Caracas, se ha concentrado una verdadera multitud desde tempranas horas de la mañana de este miércoles para darle el último adiós al presidente Hugo Chávez.

El pueblo ha tomado la avenida para agradecerle al líder de la Revolución Bolivariana por tanto amor que les dio durante estos 14 años.

El ruido de las motos, identificadas algunas con el tricolor venezolano, otras con camisas con el rostro de Chávez, no opacan el coro de las personas presentes, quienes gritan: “Chávez, gracias por tanto amor”.

En uno de los edificios de la avenida Lecuna una gran pancarta cae desde el piso 3, en la que se lee: “Gracias, Chávez, por haber mandado personalmente a operar a mi hija cuando otros lo despreciaron, sin darle oportunidad por no ser rico de cuna. Eres y serás por siempre corazón de la patria”.

Entre lágrimas, Xiomara Vásquez, habitante de Petare, municipio Sucre, estado Miranda, dijo que Chávez vivirá en el corazón de los venezolanos por siempre, porque sólo él le dio verdadero amor al pueblo que más lo necesitaba.

“Chávez es y será mi padre, él dejó un legado, nos dejó una enseñanza, gracias a él el pueblo abrió los ojos. Te extrañaremos, padre mío”, expresó.

Y no sólo los habitantes de Caracas expresan su dolor, también se hizo presente el pueblo del estado Bolívar para decirle a Chávez que vivirá por siempre en su corazón.

Isabel González, indígena y habitante de Bolívar, agradeció a Chávez por haber reconocido los derechos del pueblo indígena: ”Lo más hermoso que nos ha dejado es su amor por nosotros. Él nos dio la identidad y le hacemos honra hoy y siempre”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.