“Hoy con este nuevo parlamento y Consejo de Estado estamos demostrando que la revolución cubana seguirá siendo para siempre la revolución de los humildes”, expresó Raúl Castro, quien este domingo fue ratificado como presidente del Consejo de Estado por la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba.

Durante su discurso ante este organismo, recordó las palabras del líder de la revolución cubana, Fidel Castro, el 16 de abril 1961, durante el entierro de las víctimas de los bombardeos perpetrados por Estados Unidos a dos bases militares y un aeropuerto civil en la isla.

“Esta es la revolución socialista y democrática de los humildes por los humildes y para los humildes”, dijo en un discurso transmitido por el canal Telesur.

Destacó que la juventud cubana se encuentra identificada con los valores éticos y principios de justicia social, y está preparada en todos los sentidos , incluyendo el militar, “para defender y mantener en alto las banderas de la revolución y socialismo”.

Precisó que aquellos que acompañaron los inicios de la gesta revolucionaria y la lucha insurreccional contra la tiranía, tienen en la actualidad el privilegio de ver, junto al pueblo heroico, la obra consolidada de la revolución.

Aseguró que el Gobierno cubano seguirá construyendo el socialismo para asegurar la independencia y soberanía nacional. “Lo hacemos teniendo definido por el Congreso del Partido el rumbo apara actualizar el modelo económico cubano y alcanzar una sociedad socialista próspera y sostenible”.

Castro mencionó que entre los desafíos que tendrá el Estado cubano en los próximos años se encuentra el fortalecimiento de la unidad del pueblo y la rectificación de los errores.

“En Cuba a nadie se le permitirá soslayar la soberanía que reside en el pueblo”, acotó.

También se refirió a la necesidad de impulsar el desarrollo económico de la nación, para continuar consolidando los logros en educación, salud pública y educación.

Raúl Castro anunció que se emprenderá un proceso de consulta popular más organizado y resaltó que el Estado continuará la lucha contra de la indisciplina, los delitos y la corrupción.

“Sin la conformación de un ambiente de orden, de disciplina cualquier resultado será efímero”, afirmó.

Castro expresó que el triunfo de la revolución “representa un paso definitorio en la configuración de la dirección futura del país”.

Explicó que dicha configuración será “mediante la transferencia paulatina y ordenada a las nuevas generaciones de los principales cargos”.

Señaló que este proceso, previsto para el próximo quinquenio, se debe hacer de manera intencional y previsora “a fin de evitar que se nos repita la situación de no contar oportunamente con suficientes reservas de cuadros preparados para ocupar los puesto superiores del país, para asegurar que los relevos y dirigentes constituyan un procesos natural y sistemático”.

Indicó, citando el ex presidente Fidel Castro, que la primera regla o rasgo que debe caracterizar un cuadro revolucionario es “no ambicionar nunca cargos. Que los hombres lleguen a los puestos que les correspondan por sus propios méritos, por su trabajo, sus virtudes y por su patriotismo”.

Expresó que el Consejo de Estado fue elegido “con una votación jamás registrada en el parlamento cubano, lo que es un reflejo de cómo comenzamos a hacer realidad los acuerdos del sexto congreso del partido en materia de la política de cuadros”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.