Ante la manipulación mediática que sataniza en el exterior a la Revolución Bolivariana, los  nativos de otros países que residen en Venezuela deben convertirse en testimonio vivo de la realidad y los cambios positivos que se viven en esta República, aseveró este sábado la coordinadora del Gran Polo Patriótico, Blanca Eekhout.

“Cada compañero de los pueblos hermanos que han venido a esta patria y han encontrado en ella solidaridad y amor, tienen que convertirse en testigos, en ejemplo, romper la estrategia mediática y crear Comandos de Campaña Carabobo en todos los países del mundo”, dijo durante la instalación del Consejo Patriótico de los países hermanos con la Revolución, realizada en el Teatro Principal de Caracas.

Felicitó a esta nueva organización social que asumió el desafío de apoyar al presidente Hugo Chávez rumbo a la batalla electoral del 7 de octubre de este año y los instó a enfrentar la hegemonía capitalista, para “sustituirla por la  supremacía de los pueblos, la libertad, la paz, la democracia y la vida”.

Eeckhout recordó la agresión que sufriera recientemente el pueblo libio bajo una estrategia orquestada por el imperio estadounidense, la misma que, en su opinión, estuvo basada en la manipulación mediática para justificar la invasión del país. Añadió que actualmente se pretende hacer lo mismo con Siria, donde se quieren adjudicar las masacres ejecutadas por los sectores opositores al gobierno de Bashar Al Assad.

“Tenemos que seguir denunciando el ataque feroz al pueblo Sirio y las estrategias del imperio por llevar la guerra al mundo (…) Mientras tanto, nosotros seguiremos con nuestro optimismo defendiendo la vida, la Revolución y la Patria, puesto que Bolívar y el sueño del mundo multipolar sigue vivo y no puede estar bajo la dictadura del imperio”, enfatizó.

Eeckhout manifestó que el triunfo del presidente (Hugo) Chávez en las próximas elecciones “no solo sera electoral, sino también una victoria sobre el imperio, un mensaje de vida y la mayor bandera de que otro mundo es posible”.

“Somos un pueblo organizado, revolucionario y triunfante que asume las banderas del socialismo. Somos garantía de vida, y tenemos que defenderla con amor y solidaridad”, concluyó.

Texto/María Elena Parada
Fotos/AVN