Socialismo, feminismo y economía son conceptos que no podemos analizar de forma separada. El socialismo es el camino durante el cual debemos destruir las condiciones que reproducen TODAS las relaciones sociales de opresión, dominación y explotación, porque además todas esas relaciones sociales de opresión se condicionan y retroalimentan para perpetuar el sistema de dominación global del capital. Por tanto, o enfrentamos todas, o no podremos avanzar en el socialismo.

Las relaciones de dominación patriarcal están histórica y directamente relacionadas con el mantenimiento y trasmisión de la propiedad privada de los medios de producción y de su justificación ideológica.

De igual manera, están estrechamente vinculadas a la reproducción y legitimación de la estructura de clases, del autoritarismo y del sometimiento al orden social establecido.

Además, el trabajo gratuito de la mujer en la reproducción y cuidado del conjunto de la unidad familiar permite al capital tener una fuerza de trabajo apta para dejarse explotar a muy bajo precio y un “cómodo” colchón en el cual amortiguar los efectos más conflictivos de sus crisis periódicas. ¿Será entonces posible luchar contra el capital sin tener en cuenta estos aspectos y sin luchar contra ellos?

Creemos que no. Si el socialismo, para acabar con la explotación capitalista, debe lograr que la fuerza de trabajo deje de ser una mercancía, no podemos minusvalorar la importancia de subvertir tanto el espacio físico y social donde se produce y reproduce esa mercancía fundamental para el capital, como la forma individual en que aún se lleva a cabo.

Reivindicaciones económicas del feminismo socialista como “la socialización del trabajo doméstico” y “el incremento de los medios de consumo colectivos”, no sólo atacan importantes causas materiales de la explotación de la mujer, sino que asumen con determinación la responsabilidad de toda la sociedad en el desarrollo planificado de la fuerza productiva más importante, la fuerza de trabajo.

Este paso, junto a la socialización de los medios de producción y a la planificación colectiva de la satisfacción de las necesidades, es imprescindible para lograr la emancipación de todo el género humano.

CONTACTO: INSUMISAS@HOTMAIL.COM

_____________________________

La Araña Feminista teje la red de colectivos de mujeres socialistas de Venezuela. Este es un espacio reflexivo e informativo sobre nuestras luchas y conquistas. La unión de nuestras voces construye el socialismo feminista.

http://encuentrofeminista.weebly.com
webfeminista@gmail.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.