Imagen de previsualización de YouTube

Trabajadores de Polar denunciaron que la directiva de este grupo empresarial mantiene algunas de sus plantas cerradas a pesar de tener materia prima para producir.

“Es la manera de contribuir al boicot y la desestabilización de nuestro país”, indicó Wladimir Camargo, secretario general del Sindicato de trabajadores de Pepsicola región metropolitana.

Ante esta situación refirió desconocer el origen de la medida tomada por Lorenzo Mendoza, presidente de este grupo empresarial, de cerrar plantas “teniendo materia prima. Pretenden hacer ver que son ejecutados por parte de los obreros”, aseverando que nada tienen que ver en ello ya que, por ejemplo, en la planta Polar de Oriente “se han visto afectados más de 850 trabajadores”, dijo en declaraciones emitidas por Venezolana de Televisión.

Además que en esta planta ha sido corroborada por parte de los mismos obreros “que hay más de 24 tanques llenos y listos para la producción” de la bebida alcohólica.

Manifestó el descontento de la clase obrera frente al cierre de la Planta de Pepsicola ubicada en Los Ruices, Caracas, la cual distribuye toda la materia prima a las tres plantas estratégicas que tiene esta empresa en el país”, en donde “se han suspendido a los trabajadores y mandados a sus casas”.

Ante estos hechos, expresó que los sindicatos de trabajadores del país “no nos vamos a prestar para este juego que tiene usted (Lorenzo Mendoza) junto a Fedecámaras y la burguesía parasitaria”.

En este sentido, los trabajadores presentaron ante el Ministerio para el Proceso Social del Trabajo la solicitud de apoyo para que se hagan las inspecciones pertinentes en las plantas de producción de esta empresa, y “no se sigan vulnerando los derechos de los trabajadores”.

Cortesia AVN