Desde tempranas horas de este martes la clase trabajadora del país se concentra en distintos puntos de la ciudad capital, para marchar en respaldo al candidato socialista, Nicolás Maduro, reafirmando su lealtad al comandante, Hugo Chávez.

Los trabajadores acompañarán al candidato de la patria desde la sede de la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv), situada en la avenida Libertador, hasta el Palacio de Miraflores, en Caracas.

También harán una concentración en la sede de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) en Caracas, en defensa de la industria y para respaldar al ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, quien ha sido víctima de ataques por parte de la derecha.

Sin embargo, por toda Caracas comienza a formarse la marea roja, la cual identifica cada movilización de la militancia revolucionaria, y que hoy, en acto central de los trabajadores, anticipa la contundente marcha que prevé llenar este jueves siete avenidas de la capital venezolana.

Dos lugares emblemáticos de la Revolución Bolivariana serán puntos finales de la concentración. Se trata del Puente Llaguno y los alrededores del Palacio de Miraflores.

“Vamos en apoyo al candidato de los trabajadores, como lo es el compañero Nicolás Maduro. La fuerza obrera del país está clara que hay dos candidatos, uno trabajador y otro que nunca ha trabajado, uno que siempre ha luchado por los derechos laborales y otro que simplemente representa a la burguesía y la burocracia”, dijo Francisco Torrealba, luchador sindical y hoy diputado ante la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela.

Por su parte, el presidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores Petroleros, Will Rangel, manifestó en el programa Toda Venezuela, transmitido por Venezolana de Televisión, que “los trabajadores cada día debemos estar más unidos. Ese era el lema del presidente (Hugo Chávez), era un presidente obrerista e identificado con los trabajadores y trabajadoras”.

Rangel llamó a los trabajadores del país a seguir fortaleciendo la unidad, profundizar el chavismo y garantizar la victoria de Maduro en las elecciones presidenciales del domingo 14 de abril.