Opinión / Roberto Malaver

7.oct.2015 / 12:49 pm / Haga un comentario

Por: Roberto Malaver 

¡Estamos meando fuera del perol! A Maduro le hemos dicho de todo, desde colombiano a autobusero y hablador con pajaritos, y llega el hombre y se dispara ese discurso en la ONU de agárrame que voy en bajada, y ahora Ramos – Espoleta- Allup está con la lengua afuera y sin poder decir nada. El hombre pidió las Malvinas, pidió Guantánamo y no pidió el Esequibo porque sabe que es nuestro, tuyo y mío, y nosotros aquí deseando que metiera la pata para caerle encima, y decir que la diplomacia de Maduro es de mala calidad, es tapa amarilla, y mira tú, cómo será la vaina, que cuando terminó de hablar hasta a Ismael –Talanquera- García se le fueron los tiempos, y empezó a aplaudir como loco de carretera y después pidió disculpas diciendo que estaba matando un zancudo que lo tenía loco.

Ustedes seguramente se acuerdan de aquel discurso del flaco de oro, o del flaco en efectivo, como diría su padre, es decir, de Embajada Radonski, aquel día el hombre se fue a inscribir como candidato derrotado en el CNE y allí se disparó un discurso que hizo historia, porque fue el discurso del silencio y del cómo te quiero Venezuela, hasta Fracaso Petkoff dijo que el discurso no estuvo nada bien. Lo que pasa es que nosotros hablamos pendejadas que jode, y no reconocemos nada que venga del chavismo, porque en eso somos talibanes, pero debemos reconocer que los chavistas nos están jodiendo cada día más, nosotros no tenemos un hombre que de un discurso como ese de Maduro en la ONU, porque nosotros andamos en otra vaina, es decir inventando planes b y c y d, por si acaso estos carajos nos ganan las parlamentarias.

Por ahora tenemos 23 expresidentes que nos apoyan, pero son unos carajos más desprestigiados que Ismael – Talanquera- García, también teníamos al compañero Vargas Llosa, pero desde que se empató con la señora de Julio Iglesias, se divorció de nosotros, es decir, que contamos con un montón de bate quebraos que lo único que están esperando son las invitaciones para venir a hablar paja del régimen en el país.

A Julio –Matemático- Borges lo tiene arrecho el discurso de Maduro, pero, dice él, que lo importante es que el país quiere cambio, cambio de oposición, le dijo Timoteo –Juguetes- Zambrano, y Borges se molestó otra vez. El que no sabe qué decir es el secretario ejecutivo de la Mud, porque cada vez que saca la lengua mete la pata.

El papá de Margot escuchó el discurso de Maduro y de repente se encontró aplaudiendo, pero después se aguantó. Una vez que Maduro terminó el discurso y aquella ONU se fue en aplausos, el hombre se puso de pie y dijo: “Ojala lo haya escuchado Capriles, para que aprenda a dar un discurso”, y se fue al cuarto y le metió un coñazo tan duro a la puerta, que el afiche de Ramos – Espoleta- Allup se vino abajo y un vecino gritó: “Auxilio. Se está cayendo el mundo”

  • Cuatro cirios encendidos.- Me canta Margot
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.