Opinión

12.sep.2012 / 08:04 pm / Haga un comentario

A pesar que la mujer históricamente siempre ha participado en todas las actividades públicas, sociales y privadas, el trato que ha sufrido a través de los tiempos ha sido discriminatorio. La mujer en un tiempo se redujo a la función reproductora y/o recreativa, en una sociedad eminentemente dominada por la fuerza de los hombres.

En Venezuela, la mujer  jugó un papel protagónico en las luchas independentistas, a favor de la libertad y la igualdad. Luisa Cáceres de Arismendi, Juana la Amansadora, la “negra” Matea, Manuela Sáenz, son algunas de las mujeres que lograron resaltar en la historia de nuestra patria, pero ¿Cuántas más pasaron sin ser reconocidas?

La lucha por la igualdad de las mujeres alcanzó su clímax con la llegada de la revolución Bolivariana al ser reconocida constitucionalmente la igualdad de género.

En la educación, especialmente en la secundaria, el número de mujeres es superior a la de los hombres y de acuerdo con el Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, en las universidades las mujeres pasaron de 1 a 1,5 damas por cada caballero.

En la Administración Pública,  se está dando cada vez más espacio a las mujeres y muchas ocupan puestos de alta responsabilidad, como Ministras, Viceministras, Directoras o Gerentes, demostrando tener todas las competencias en las áreas ocupadas, sin desmerecer de las que ocupan un lugar en las líneas de producción de las distintas empresas del Estado o de propiedad social.

El Gobierno Revolucionario, ha creado instancias para apoyar los proyectos socio-productivos elaborados por las mujeres, con instituciones como Banmujer (Banco de la Mujer), o con la misión Madres del Barrio, donde se otorgan créditos para el impulso de actividades fructíferas.  Sólo en el año  2012, la Misión Madres del Barrio entregó más de 98 millones de bolívares para el desarrollo de  1.852 proyectos.

Con la promulgación de la nueva  Ley Orgánica del Trabajo, Trabajadores y Trabajadoras LOTTT, se  refuerza, aún más, la igualdad entre hombres y mujeres, prohibiéndose la discriminación de género. Se  aumenta el bono vacacional, se disminuye la jornada laboral, se amplía de 15 a 30 días de las utilidades mínimas, aspectos que benefician de igual manera a las mujeres.

También la nueva LOTTT, alarga el reposo pre y postnatal de 18 a 26 semanas y la madre tiene derecho a dos descansos de una hora y media diaria, para amamantar a sus hijos en su primer año de vida y 2 descansos de media hora, si su centro de trabajo tiene una guardería con sala de amamantamiento.

La inamovilidad laboral de la madre y del padre pasó de uno a dos años, después del nacimiento de su hijo o hija.

Para proteger a las mujeres, se aprobó la Ley Orgánica sobre el Derecho de la Mujer a una Vida Libre de Violencia.

El Gobierno Bolivariano, también apoya a las mujeres de la tercera edad y así lo refleja  la Misión en Amor Mayor, donde 66% de los registros están conformados por mujeres.

La venezolana, además de haber conquistado terrenos antes dominados por los hombres, sigue siendo el elemento central de la vida familiar y comunitaria.

Voceros y miembros de los consejos comunales son mayoritariamente mujeres decididas a tomar las riendas del mejoramiento de la vida de su comunidad.

En las elecciones regionales de 2008, con 36,4% las mujeres lograron la mayor representación en las asambleas y consejos legislativos regionales de la historia democrática de Venezuela.

Para el Gobierno del Presidente Chávez, es prioritario proteger a las mujeres en todos los aspectos relacionados con la maternidad. Con la Misión Niño Jesús, se les ofrece acompañamiento en las casas de abrigo, a aquellas madres que presentan embarazos riesgosos y se proporciona atención materno-infantil en más de 6.500 centros.

Nunca antes en la historia de la nación la mujer había tenido más reconocimiento, que durante estos 14 años de socialismo bolivariano, guiado por las políticas inclusivas del Comandante Hugo Chávez.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.