Luis Britto García / Opinión

-¡Populacho que me escuchas! ¡Vota por nosotros! ¡Sabes que haremos lo que prometemos, porque ya lo hicimos una vez! ¡A la segunda va la vencida! ¡Volveremos a derogar por decreto la  Constitución!  ¡Volveremos a destituir todos los funcionarios de elección popular! ¡Volveremos a sacar al que se resista arrastrado de su casa en vivo y en directo! ¡Volveremos a imponer el apagón comunicacional! ¡Nadie puede negar que lo hicimos! ¡Nadie puede negar que  podemos volverlo a hacer!

-¡Chusma que me oyes, no prometemos fantasías, prometemos lo que somos capaces de hacer! ¡Si ofrecemos detenciones en masa de toda la población de  sectores de bajos ingresos, es porque ya nos entrenamos haciéndolo! ¡Que nadie venga a decir que somos incapaces de crear Teatros de Operaciones donde no valen Constitución, jueces, fiscales, habeas corpus ni abogados defensores, porque sí los  creamos y les consta a todos que fue verdad! ¡Si ofrecemos  desapariciones forzosas, allí están de testigos todos los que no volvieron a aparecer jamás! ¡Y si prometemos más impunidad, aquí está como prueba quien les habla, que nunca pagó por nada!

-¡Turba que me escuchas, hablamos con la verdad! ¡Si juramos privatizar PDVSA, es porque ya tratamos de privatizarla una vez! ¿Qué es eso de que la principal industria del país pertenezca a todos? ¡Nosotros ya  privatizamos una vez la autopista Caracas-La Guaira, la telefónica, los acueductos, las aerolíneas, las industrias del hierro, las del aluminio, todas las empresas estratégicas! ¿Quién dice que no podemos volverlo a hacer?

-¡Plebe que me oyes, sabes que en cuanto privaticemos las industrias básicas, nuestro programa se cumplirá! ¡Reduciremos el gasto social de 60,7% del Presupuesto que se invierte ahora, al 37,2% de 1988, cuando nosotros mandábamos! ¡Con tanto gasto en los pobres casi no queda dinero para la corrupción! ¡Subiremos el índice de pobreza actual de 20,4%,  hasta el 28,9%  de cuando mandábamos en 1998! ¡Elevaremos el índice de subnutrición del 5% actual al 21% que reinaba en 1998!

¿Acaso que la comida es para la chusma? ¡Cerraremos  Mercales, Pedevales y mercados comunitarios y liberaremos los precios para que supermercados y acaparadores hagan lo que les dé la gana! ¡Le quitaremos su pensión a nueve de cada diez de los 2.565.725 pensionados que hay en 2014, hasta reducirlos a los 387.007 que había en 1998, cuando mandábamos! ¡De los 13.700 centros de atención médica gratuita que funcionan hoy sólo dejaremos 5.360, lo que había cuando mandábamos en 1998!

¡Duplicaremos la mortalidad en niños menores de un año, del 13 por mil de ahora, al 25,8 por mil de 1988! ¿Quién ha dicho que la salud es para los monos? ¡Echaremos para abajo ese índice de Desarrollo Humano Alto de 0,754 para 2013, hasta regresar al índice de Desarrollo Humano Bajo de 0,699 de cuando mandábamos! ¡Expulsaremos a los pata en el suelo de las 800.000 viviendas que les entregó el gobierno en los últimos cinco años!

-¡Horda que me escuchas! ¡Derogaremos la Ley de Alquileres, para que los dueños cobren lo que les dé la gana y puedan expulsar a los inquilinos cuando les dé su real gana!

¡Restableceremos los créditos indexados, para que se paguen intereses sobre los intereses de los intereses de los intereses! ¡Daremos rienda suelta a los bancos, para que se vuelvan a robar los ahorros del pueblo y la mitad del circulante, como en 1993!
-¡Lumpen que me oyes! ¡Restableceremos el mayor orgullo de los tiempos en que mandábamos: el analfabetismo! ¡Cerraremos las 16 nuevas universidades gratuitas que creó este gobierno! ¡Obligaremos a los estudiantes a que devuelvan sus 3.500.000 Canaimitas, su medio millón de tabletas, quitaremos el wi fi gratuito de las instituciones educativas!

¡Privatizaremos la Educación, para reducir los estudiantes universitarios, de los tres millones y medio de hoy, a los 800.000 que había cuando gobernábamos!

-¡Neocolonizado que me oyes! ¡Volveremos a sacar la Historia, la Geografía y la Educación Cívica Patrias de los programas de Primaria! ¡Traeremos de nuevo la Misión Militar de Estados Unidos al Ministerio de la Defensa! ¡Autorizaremos la instalación de bases militares gringas y de la OTAN en nuestro territorio, con inmunidad e impunidad absolutas para los crímenes que cometan! ¡Cambiaremos el nombre de República Bolivariana por el  de Estado Libre Asociado de Venezuela!

-Pero señor ¿Usted está loco?

-¿Yo? No: locos estarán los que voten por mí.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.