Opinión

¡O es que hasta en eso los majunches tienen corona! La Revolución es campaña permanente.

La diferencia entre la mentalidad de opositores y revolucionarios es la misma que veíamos cuando un guerrillero valía por 40 soldados. Ellos se mueven por una paga de miseria, mientras que el combatiente tiene una mística que le otorga todos los valores del mundo. En la actual campaña, lo diverso es que unos se mueven por el interés individual y los nuestros por el interés colectivo.

Y esto lo digo por el revuelo y el culillo que ha causado el otro beta en la derecha nacional e internacional. El Nuevo Herald quiso desvirtuar “el beta” con que pretende rejuvenecer la imagen del líder y Semana de Colombia llega a decir incluso que con un lenguaje chabacano, ‘el panita’ Chávez busca llegar a los jóvenes. La preocupación es que todo lo auténtico cala en la médula del electorado porque son iniciativas permanentes del pueblo joven que siente ese sentido de pertenencia con su Revolución y se identifica con su Comandante. Como dijo Yender, están ladrando los perros. En campaña eso es victoria.

Veamos. Una cosa es la maquinaria partidista, muy necesaria por cierto, porque es el aparato multitudinario, más allá que su estructura sea del pasado, pero eso es lo que hay, por suerte. Y otra es la esencia revolucionaria que desde hace rato reverbera en la juventud que habita los colectivos populares, Tiuna, Circo, Beta, Barrio Tv, Ateneo Popular y un sinfín de experiencias que arriman votos a cualquier elección. Todos ellos son la estocada al capitalismo que ya le llegó la hora de morir. Con la sola militancia ganábamos, pero la avalancha juvenil va a marcar la contundencia. Cuando el clamor de incorporar a la juventud se tradujo en hacerlos diputados, rezamos en voz baja, al ver a aquellos chamos haciendo campaña de viejos y la prueba fue que llegó uno y se presentó enfluxado a la primera sesión. De aquel joven talentoso queda un viejito, con talento y pelo pincho, pero viejito al fin.

Algo parecido pasa con el Gran Polo Patriótico que es una piedrita en el zapato de los burócratas porque el espíritu adeco tampoco ha terminado de morir. Por suerte, Chávez le ha dado el espaldarazo a la juventud y esta votará masivamente marcando la gran diferencia, sin menospreciar los voticos que arrimaremos los realengos, los acabatrapos y demás diablillos del realenguismo leninismo pensamiento Hugo Chávez bien Frías y el Frente Fumador, que llevaremos con garrocha a votar. Ah, por cierto, vamos a solicitar que se elimine la ley seca para animarnos mejor. Si no hubo en las Primarias por qué habría de haber el 7-O. ¡O es que hasta en eso los majunches tienen corona! La Revolución es campaña permanente.

Humberto Márquez

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.