Proclamas a Chávez

Proclama y Declaración de los Pueblos Originarios al País y el Mundo

A todos los camaradas, amigos(as) y aliados (as) de la causa de la lucha de los pueblos originarios:

Saludos Autóctonos y Revolucionarios:

Por medio de la presente hacemos entrega de la recopilación de los principios básicos de la filosofía e ideología de los pueblos originarios como un aporte para la construcción del socialismo en el continente, partiendo de la perspectiva y visión de los pueblos indígenas.  

Fundamentos políticos e ideológicos de la cosmovisión de los pueblos originarios, para construcción del socialismo

La memoria de los pueblos originarios transmitidas de generación en generación  ha sido narrada por los propios pueblos por medio de la ORALIDAD, de forma continua y progresiva, en un constante devenir de  ir y regresar, con los principios de la trilogía de la Cosmovisión indígena formada por los componentes: Humano, naturaleza y cosmos, con sus tres dimensiones: Espacio, tiempo y profundidad relacionada y comunicada entre si, donde sus componentes son considerados como bienes compartidos y no como propiedad o mercancía de cambio, con marcadas diferencias sociales y lingüísticas.

Con estos principios se ha resistido y combatido milenariamente a toda incursión que atenta contra su existencia, haciendo uso de tácticas y estrategias para la defensa y seguridad de su vida y territorio, sobre esta acción practica, hoy sobreviven mas de cuarenta pueblos indígenas en el país, hecho que se contrapone a la llama “Historia” escrita  por los vencedores, coloniales, neocoloniales e imperialistas, que la dividen en épocas, acontecimientos, hechos cronológicos, refrendadas y legalizadas por corrientes, escuelas y academias del llamado conocimiento científico, que  niega el conocimiento y sabiduría ancestral y lo relega como conocimiento empírico, mito, cuento, leyenda llena de fantasía, fabula, creencia, hasta ubicarla como categoría de primitivo y salvaje. La confrontación en estos términos se da entre: Memoria Vs Historia.

En esta lucha por la liberación de los pueblos explotados y oprimidos del mundo, los pueblos originarios han ocupado un lugar de combate y resistencia en el espacio y tiempo, donde han sido los guardianes, guías, apoyo logístico, estratégico militar en la retaguardia, repliegue, atrincheramiento y retirada de los diferentes ejércitos patrióticos, populares y revolucionarios del continente en la lucha por la liberación, pero la visión racista, colonialista, neocolonialista e imperialista, ha desconocido, ignorado y negado esta acción, pero la memoria de los pueblos originarios no se borra, se transmite con valor y fuerza a las diferentes generaciones, mientras existan un ser humano vivo que de testimonio , continuidad de estos principios y acción practica.

La lucha por la liberación, independencia y construcción del socialismo en el continente no puede negar e ignorar esta realidad.

En Venezuela la participación de los pueblos originarios tanto de los indígenas y afrodescendientes han venido de la mano en su condición de explotados y oprimidos construyendo un frente de resistencia en esta lucha, donde la misma teoría revolucionaria ha incurrido en el error colonialista y neocolonial de ignorarla y subestimarla.

En algunos casos la tendencia en las formas de luchas y organización del movimiento popular y revolucionario en el mundo en desmembrar y diluir a los miembros de los pueblos indígenas en otros frentes de lucha, también contribuye con  la desintegración, desaparición y aculturación de los pueblos originarios.

Esta práctica consciente e inconscientemente atenta contra los logros y conquista de los pueblos organizaciones y movimientos indígenas, quienes hemos asumido desde hace décadas en los diferentes foros internacionales la conquista del derecho a ser reconocido de nuestra condición de “Pueblos” como derecho humano e internacional, el reconocimiento de ser pueblos diferentes que no pueden ser objeto de ninguna discriminación en el ejercicio de sus derechos en que esté fundada, en particular, en su origen o identidad indígena, de su libre determinación y autonomía, sin romper con la unidad territorial y soberanía, ni caer en acciones separatistas de crear naciones dentro de la gran nación. En virtud de ese derecho se determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural, donde los pueblos y las personas tienen derecho a no sufrir la asimilación forzada o la destrucción de su cultura.

Sobre estos principios, derechos y conquistas, participamos en la construcción del Gran Polo Patriótico, con una propuesta que va mas alla de las elecciones, sin negar la importancia táctica de esta coyuntura electoral como herramienta de garantía de reimpulso de este proceso revolucionario para  dignificar y legalizar unos principios filosóficos, programas y métodos propios de los pueblos originarios, con un contenido programático de la defensa de la identidad, autonomía, por la vida misma, contra el colonialismo, racismo, la discriminación y segregación en un combate por la erradicación y eliminación de la presencia del imperialismo y sus lacayos en los territorios con poblaciones indígenas, cuyo móviles e interés es de romper con la unidad interna del pueblo a fin de continuar con el saqueo y apropiación de las riquezas naturales culturales y cósmicas, como la biodiversidad, los grandes reservorios de aguas y minerales, en especial por su ubicación estratégicas fronterizas con los países vecinos.

ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL

Los pueblos originarios  en el mundo, el continente y en Venezuela, mantienen una unidad de principios filosóficos e ideológicos, que hacen común ciertas acciones en la lucha por la vida, con diferencias lingüísticas culturales y organizacionales que marcan la especificidad de su condición de pueblos diferentes entre si, con una autonomía en su practica, con métodos, tácticas y estrategias  en la lucha contra la opresión, agresión  y defensa de la vida. Esta acción hace que los pueblos originarios constituyan su propia fuerza y estructura organizacional, partiendo de su especificidad para el combate contra sus adversarios, con diferentes estructuras organizacionales, diferentes tácticas, donde los componentes: humano, naturaleza y cosmos se une en un solo frente de batalla para derrotar al enemigo, con un claro y  elevado nivel de conciencia ideológica de sus principios y valores, que lo hacen indoblegable hasta arriesgar su propia vida.

Esta practica de organización y lucha se mantiene en nuestros días, independientemente de  la acción genocida de la invasión y saqueo, de la fuerte penetración política ideológica  del exterminio físico, cultural, enajenación y alienación de los pueblos indígenas por parte de los intereses económicos, políticos y militares de las fuerzas del imperialismo en las poblaciones indígenas,  la resistencia y combate continua,  la organización, el liderazgo con diferentes denominaciones en cada población, comunidad, es legitima milenariamente, aunque la legalidad burguesa capitalista no la reconozca, esta seguirá actuando y combatiendo.

Para garantiza la participación plena de los pueblos, comunidades, organizaciones, movimientos y personajes indígenas se propone:

1.- Incluir a todas las poblaciones, comunidades, movimientos, organizaciones y personalidades indígenas, sin discriminación alguna, con su denominación  y estructura originaria propia, su ubicación geográfica o localidad donde existan, independientemente de su condición de legalidad o registro, porque estos son legítimos y existen antes de la creación de los registros civiles y legalidad post colonial, capitalista burguesa.

2.- La participación de las poblaciones, comunidades, movimientos, organizaciones y personalidades indígenas deben realizarse como un bloque unitario como pueblos originarios y no disgregados, desplazados, divididos por sexos, habilidades destrezas o profesiones, para no contribuir con el proceso de aculturación, asimilación forzosa, enajenación, alienación y segregación, sin perder su condición de explotados y oprimidos de este gran polo patriótico.

3.- hacer uso de la ORALIDAD y los idiomas propios como medio de comunicación por excelencia, eficaz y efectivo en los pueblos y comunidades indígenas, para tal efecto los medios audiovisuales tienen mayor impacto que la mismo medio informativo impresos.

4.- Considerar las condiciones geopolíticas, económicas, naturales y estratégicas en lugares habitados por los pueblos y comunidades indígenas en especial las zonas fronterizas.

5.- Mantener la unidad interna entre los componentes del Gran Polo Patriótico con base a los objetivos estratégicos, tácticos, coyunturales, por la construcción del Socialismo.

Es por estas razones que en la construcción del GRAN POLO PATRIOTICO Y LA PATRIA SOCIALISTA, en su estructura organizacional, estratégica y programática se  adopten esta propuesta, no como un simple reconocimiento de respeto, sino considerarla como el principio y continuidad de las raíces, política, ideológicas del movimiento revolucionario para la construcción del socialismo.

 

Somos pueblos y no sectores sociales

  • Porque  existimos antes de la  colonización y aun estamos vivos.

 

  • Somos pueblo porque  tenemos forma de cultura, economía, organización social, filosofía e idioma propio y aun los conservamos. la colonización y el capitalismo  en su fase superior imperialista dividió a los humanos de acuerdo al modo de producción y propiedad de capital  en sectores sociales.

 

  • La colonia y el capitalismo separo y coloco  barreras en el conocimiento y sabiduría de los pueblos, los separo por épocas y efemérides, aparecen los llamados descubridores e inventores. Colocando la sabiduría y conocimiento una superior sobre la otra, excluyendo discriminando e ignorando la sabiduría y poderes creadores de los pueblos originarios.

 

  • Porque antes de la colonia y el capitalismo, los pueblos originarios mantienen la legitimidad y legalidad de la existencia, quebrantada y apropiada por leyes y registros legales, los cuales fueron creadas por la invasión, colonización y destrucción para proteger los intereses y poderes de los vencedores.

  • Por nuestra condición de pueblos originarios, que poseen conocimiento, filosofía, organización social, economía colectiva,  forma de lucha, por todo ello cultural y lingüísticamente definida y propia. hemos comprobado y demostrado con nuestra resistencia y supervivencia que  podemos multiplicar y expandir nuestra existencia en este proceso revolucionario en la construcción del socialismo.  somos raíces filosóficas de todo proceso de cambio en la especie humana, natural y la cósmica.

 

  • El colonialismo y capitalismo, viene haciendo uso del segregacionismo, separatismo y división interna de los pueblos originarios para completar su acción genocida y racista de exterminio físico y cultural de los pueblos indígenas, separándolos en sectores sociales y territoriales y apropiándose de los bienes proporcionados por la naturaleza  y de los cosmos a quienes la usan para la vida, sobre el principio y valores colectivo de la unidad, solidaridad, respeto y obediencia a las leyes naturales, humanas y cósmicas.

  • En la construcción del gran polo patriótico y la patria socialista participamos bajo estos principios en nuestra condición de pueblos, forma de organización, forma de lucha y autoridades legitimas.

  • En la construcción del gran polo patriótico y la patria socialista participamos bajo estos principios en nuestra condición de pueblos, forma de organización, forma de lucha y autoridades legitimas.

  • Porque hemos sobrevivido más de cuarenta pueblos indígenas, extendidos y con presencia en más de veinte estados del país.

  • Porque estamos y existimos como pueblos originarios en los diferentes ejes de desarrollo humano, territorial, económico, productivo, cultural, educativo y tecnológico contemplado en el programa nacional “simón bolívar” y estamos preparados para aportar y ser visibles en el nuevo programa de la patria socialista.

 

EL GRAN RETO EN EL PRESENTE Y FUTURO PARA SALVAR  EL PLANETA Y  LA VIDA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DECLARAN:

 

                  LA DEFENSA DE LA MADRE TIERRA

Afirmamos con una sola voz que es hora de asumir las responsabilidades históricas para revertir siglos de depredación, contaminación, colonialismo, violación de los derechos y genocidio de nuestros pueblos. Es hora de asumir las responsabilidades. Hoy, elegimos la vida. Ejercicio pleno de nuestros derechos humanos y derechos colectivos.

La Madre Tierra y todas las formas de vida están en grave peligro. El modelo capitalista avanza hacia la destrucción. Como pueblos indígenas experimentamos los terribles y negativos efectos de los modelos capitalistas. Estas amenazas incluyen a los pueblos en aislamiento voluntario. Nuestra mayor riqueza de nuestros pueblos es la diversidad natural y cultural, intrínsecamente interrelacionadas y deben ser igualmente protegidas.

Los pueblos indígenas hacemos un llamado al mundo para retomar al diálogo y la armonía con la Madre Tierra, y adoptar un nuevo paradigma de civilización basada en el Buen Vivir – Vivir bien. En el espíritu de la humanidad y sobrevivencia colectiva, la dignidad y el bienestar, respetuosamente ofrecemos nuestra visión cultural como una base importante para renovar colectivamente nuestras relaciones entre todas y todos y la Madre Tierra para garantizar el Buen Vivir / Vivir Bien con integridad.

Continuaremos fortaleciendo y defendiendo nuestras economías y los derechos a nuestros territorios y recursos, contra las industrias extractivas, inversiones depredadoras, apropiación de tierras y territorios, desplazamientos forzados y proyectos de desarrollo insostenibles. Estos incluyen el robo y la apropiación de nuestra biodiversidad y conocimientos tradicionales.

Dentro y entre los Pueblos, Comunidades implementaremos nuestras propias prioridades para el desarrollo económico, social, cultural y protección ambiental, sobre la base de nuestras culturas, conocimientos y prácticas tradicionales, y la aplicación de nuestro derecho inherente a la libre determinación.

Revitalizar, fortalecer y restaurar nuestras instituciones y formas de transmisión de nuestros conocimientos y prácticas tradicionales, priorizando el papel de las mujeres y los hombres sabios en la trasmisión a las nuevas generaciones.

Restablecer el intercambio de conocimientos y bienes entre pueblos y comunidades,  incluyendo semillas, garantizando la integridad genética de nuestra biodiversidad.

Eso no dispensa a los pobres de la necesaria educación para la ecología, tanto desde el punto de vista de la sensibilidad cultural como de las técnicas ambientalmente sanas. Por el hecho de que son las mayores víctimas de la destrucción ecológica, tal vez los pobres puedan llegar a ser incluso los protagonistas en este campo.

La humanidad se enfrenta hoy a una dura opción: ecosocialismo o barbarie.

La Alternativa Ecosocialista

El ecosocialismo implica una transformación social revolucionaria, que conllevará la limitación del crecimiento y la transformación de las necesidades por un profundo desplazamiento de los criterios económicos cuantitativos a los cualitativos, el énfasis en el valor de uso en lugar del valor de cambio.

Estos objetivos exigen la adopción de decisiones democráticas en la esfera económica, permitiendo a la sociedad definir colectivamente sus metas de inversión y producción, y la colectivización de los medios de producción. Sólo la toma de decisiones colectiva y la propiedad de la producción puede ofrecer la perspectiva de más largo plazo que es necesaria para el equilibrio y la sostenibilidad de nuestros sistemas naturales y sociales.

El rechazo del productivismo y el abandono de los criterios cuantitativos por los cualitativos implican un replanteamiento de la naturaleza y los objetivos de la producción y la actividad económica en general. Las actividades esenciales creativas, no productivas y reproductivas, tales como el trabajo doméstico, la crianza de los hijos, la atención, la educación de niños y adultos y las artes serán valores clave en una economía ecosocialista.

La limpieza del aire, el agua y el suelo fértil, así como el acceso universal a alimentos libres de química y las fuentes de energía no contaminantes y renovables, son derechos humanos y naturales básicos defendidos por el eco socialismo. Lejos de ser “despótico”, el diseño colectivo de las políticas en los ámbitos local, regional, nacional e internacional, contribuye al ejercicio social de la libertad y la responsabilidad comunal. Esta libertad de decisión constituye una liberación de las leyes económicas alienantes del sistema capitalista orientado al crecimiento.

Para evitar el calentamiento global y otros peligros que amenazan la supervivencia humana y ecológica, sectores enteros de la industria y la agricultura deben ser suprimidos, reducidos o reestructurados y otros deben ser desarrollados, asegurando al mismo tiempo el pleno empleo para todos.

Una transformación tan radical es imposible sin el control colectivo de los medios de producción y la planificación democrática de la producción y el intercambio. Las decisiones democráticas sobre la inversión y el desarrollo tecnológico deben sustituir el control de las empresas capitalistas, los inversores y los bancos, con el fin de servir al horizonte a largo plazo de la sociedad y el bien común de la naturaleza.

Los elementos más oprimidos de la sociedad humana, los pobres y los pueblos indígenas, deben participar plenamente en la revolución ecosocialista, con el fin de revitalizar las tradiciones ecológicamente sostenibles y dar voz a aquellos a quienes el sistema capitalista no puede oír. Debido a que los pueblos del sur global y los pobres en general son las primeras víctimas de la destrucción capitalista, sus luchas y demandas ayudarán a definir los contornos de la sociedad ecológica y económicamente sostenible en construcción. Del mismo modo, la igualdad de género es parte integrante del ecosocialismo, y los movimientos de mujeres han sido uno de los más activos opositores de la opresión capitalista. Otros posibles agentes del cambio revolucionario ecosocialista existen en todas las sociedades.

Un proceso como este no puede empezar sin una transformación revolucionaria de las estructuras sociales y políticas basadas en el apoyo activo, por la mayoría de la población, de un programa ecosocialista. La lucha de la mano de obra -los trabajadores, los pescadores, los agricultores, los campesinos sin tierra y los desempleados – por la justicia social es inseparable de la lucha por la justicia ambiental. El capitalismo, la explotación social y ecológica y la contaminación, es el enemigo de la naturaleza y de la mano de obra por igual.

Adoptamos la presente Declaración el 19 de junio de 2012, en Río de Janeiro, afirmando nuestros derechos y reiterando nuestras responsabilidades sagradas con las generaciones futuras.

EL COMPROMISO Y LEALTAD DE LA LUCHA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL PAÍS Y EL MUNDO POR LA INDEPENDENCIA Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA PATRIA SOCIALISTA.

Los pueblos originarios del país y el mundo ratificamos nuestro compromiso y lealtad en la lucha y resistencia permanente para la defensa del planeta, desde la misma presencia de la invasión colonialista, la bestial agresión y destrucción por parte del capitalismo en su fase neocolonial e imperialista, que ha significado muerte y destrucción a la especie humana, naturaleza y cosmos.

Hoy nuestra única salida de vida y supervivencia como alternativa única es la patria socialista con el presidente Chávez, a quien proclamamos, ratificamos como nuestro líder de este proceso y lo declaramos presidente hoy  y siempre de nuestra  patria socialista.

Presidente Chávez. Aquí esta su pueblo sus raíces ancestrales hoy diciéndoles presente, leales e indoblegables con nuestras luchas, tácticas y estratégicas  de combate para construir la gran patria socialista del país y el mundo.

El próximo 7 de octubre vamos con todo a construir la patria socialista a votar por Chávez. El presidente de la patria

 

NO HABRÁ UNA LUCHA ANTIIMPERIALISTA SI ANTES DERROTAR, ERRADICAR LA MENTALIDAD Y ACCIÓN COLONIALISTA. MUCHO MENOS SIN TOMAR EN CUENTA A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS QUE HAN RESISTIDO Y AUN SE MANTIENEN EN COMBATE CONTRA EL COLONIALISMO E IMPERIALISMO.

NUESTRA REVOLUCIÓN NO ES DE AHORA. ES MILENARIA Y CONTINENTAL.

Normal
0

21

false
false
false

ES-VE
X-NONE
X-NONE

MicrosoftInternetExplorer4

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:”";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin:0cm;
mso-para-margin-bottom:.0001pt;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:10.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;}

Proclama y Declaración de los Pueblos Originarios al País y el Mundo

 

Camarada presidente

Hugo Rafael Chávez Frías

Presidente de la republica bolivariana de Venezuela

 

A todos los camaradas, amigos(as) y aliados (as) de la causa de la lucha de los pueblos originarios:

 

Saludos Autóctonos y Revolucionarios:

 

Por medio de la presente hacemos entrega de la recopilación de los principios básicos de la filosofía e ideología de los pueblos originarios como un aporte para la construcción del socialismo en el continente, partiendo de la perspectiva y visión de los pueblos indígenas.  

Fundamentos políticos e ideológicos de la cosmovisión de los pueblos originarios, para construcción del socialismo

La memoria de los pueblos originarios transmitidas de generación en generación  ha sido narrada por los propios pueblos por medio de la ORALIDAD, de forma continua y progresiva, en un constante devenir de  ir y regresar, con los principios de la trilogía de la Cosmovisión indígena formada por los componentes: Humano, naturaleza y cosmos, con sus tres dimensiones: Espacio, tiempo y profundidad relacionada y comunicada entre si, donde sus componentes son considerados como bienes compartidos y no como propiedad o mercancía de cambio, con marcadas diferencias sociales y lingüísticas.

Con estos principios se ha resistido y combatido milenariamente a toda incursión que atenta contra su existencia, haciendo uso de tácticas y estrategias para la defensa y seguridad de su vida y territorio, sobre esta acción practica, hoy sobreviven mas de cuarenta pueblos indígenas en el país, hecho que se contrapone a la llama “Historia” escrita  por los vencedores, coloniales, neocoloniales e imperialistas, que la dividen en épocas, acontecimientos, hechos cronológicos, refrendadas y legalizadas por corrientes, escuelas y academias del llamado conocimiento científico, que  niega el conocimiento y sabiduría ancestral y lo relega como conocimiento empírico, mito, cuento, leyenda llena de fantasía, fabula, creencia, hasta ubicarla como categoría de primitivo y salvaje. La confrontación en estos términos se da entre: Memoria Vs Historia.

En esta lucha por la liberación de los pueblos explotados y oprimidos del mundo, los pueblos originarios han ocupado un lugar de combate y resistencia en el espacio y tiempo, donde han sido los guardianes, guías, apoyo logístico, estratégico militar en la retaguardia, repliegue, atrincheramiento y retirada de los diferentes ejércitos patrióticos, populares y revolucionarios del continente en la lucha por la liberación, pero la visión racista, colonialista, neocolonialista e imperialista, ha desconocido, ignorado y negado esta acción, pero la memoria de los pueblos originarios no se borra, se transmite con valor y fuerza a las diferentes generaciones, mientras existan un ser humano vivo que de testimonio , continuidad de estos principios y acción practica.

La lucha por la liberación, independencia y construcción del socialismo en el continente no puede negar e ignorar esta realidad.

En Venezuela la participación de los pueblos originarios tanto de los indígenas y afrodescendientes han venido de la mano en su condición de explotados y oprimidos construyendo un frente de resistencia en esta lucha, donde la misma teoría revolucionaria ha incurrido en el error colonialista y neocolonial de ignorarla y subestimarla.

En algunos casos la tendencia en las formas de luchas y organización del movimiento popular y revolucionario en el mundo en desmembrar y diluir a los miembros de los pueblos indígenas en otros frentes de lucha, también contribuye con  la desintegración, desaparición y aculturación de los pueblos originarios.

Esta práctica consciente e inconscientemente atenta contra los logros y conquista de los pueblos organizaciones y movimientos indígenas, quienes hemos asumido desde hace décadas en los diferentes foros internacionales la conquista del derecho a ser reconocido de nuestra condición de “Pueblos” como derecho humano e internacional, el reconocimiento de ser pueblos diferentes que no pueden ser objeto de ninguna discriminación en el ejercicio de sus derechos en que esté fundada, en particular, en su origen o identidad indígena, de su libre determinación y autonomía, sin romper con la unidad territorial y soberanía, ni caer en acciones separatistas de crear naciones dentro de la gran nación. En virtud de ese derecho se determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico, social y cultural, donde los pueblos y las personas tienen derecho a no sufrir la asimilación forzada o la destrucción de su cultura.

Sobre estos principios, derechos y conquistas, participamos en la construcción del Gran Polo Patriótico, con una propuesta que va mas alla de las elecciones, sin negar la importancia táctica de esta coyuntura electoral como herramienta de garantía de reimpulso de este proceso revolucionario para  dignificar y legalizar unos principios filosóficos, programas y métodos propios de los pueblos originarios, con un contenido programático de la defensa de la identidad, autonomía, por la vida misma, contra el colonialismo, racismo, la discriminación y segregación en un combate por la erradicación y eliminación de la presencia del imperialismo y sus lacayos en los territorios con poblaciones indígenas, cuyo móviles e interés es de romper con la unidad interna del pueblo a fin de continuar con el saqueo y apropiación de las riquezas naturales culturales y cósmicas, como la biodiversidad, los grandes reservorios de aguas y minerales, en especial por su ubicación estratégicas fronterizas con los países vecinos.

 

ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL

Los pueblos originarios  en el mundo, el continente y en Venezuela, mantienen una unidad de principios filosóficos e ideológicos, que hacen común ciertas acciones en la lucha por la vida, con diferencias lingüísticas culturales y organizacionales que marcan la especificidad de su condición de pueblos diferentes entre si, con una autonomía en su practica, con métodos, tácticas y estrategias  en la lucha contra la opresión, agresión  y defensa de la vida. Esta acción hace que los pueblos originarios constituyan su propia fuerza y estructura organizacional, partiendo de su especificidad para el combate contra sus adversarios, con diferentes estructuras organizacionales, diferentes tácticas, donde los componentes: humano, naturaleza y cosmos se une en un solo frente de batalla para derrotar al enemigo, con un claro y  elevado nivel de conciencia ideológica de sus principios y valores, que lo hacen indoblegable hasta arriesgar su propia vida.

Esta practica de organización y lucha se mantiene en nuestros días, independientemente de  la acción genocida de la invasión y saqueo, de la fuerte penetración política ideológica  del exterminio físico, cultural, enajenación y alienación de los pueblos indígenas por parte de los intereses económicos, políticos y militares de las fuerzas del imperialismo en las poblaciones indígenas,  la resistencia y combate continua,  la organización, el liderazgo con diferentes denominaciones en cada población, comunidad, es legitima milenariamente, aunque la legalidad burguesa capitalista no la reconozca, esta seguirá actuando y combatiendo. 

 

Para garantiza la participación plena de los pueblos, comunidades, organizaciones, movimientos y personajes indígenas se propone:

1.- Incluir a todas las poblaciones, comunidades, movimientos, organizaciones y personalidades indígenas, sin discriminación alguna, con su denominación  y estructura originaria propia, su ubicación geográfica o localidad donde existan, independientemente de su condición de legalidad o registro, porque estos son legítimos y existen antes de la creación de los registros civiles y legalidad post colonial, capitalista burguesa.

2.- La participación de las poblaciones, comunidades, movimientos, organizaciones y personalidades indígenas deben realizarse como un bloque unitario como pueblos originarios y no disgregados, desplazados, divididos por sexos, habilidades destrezas o profesiones, para no contribuir con el proceso de aculturación, asimilación forzosa, enajenación, alienación y segregación, sin perder su condición de explotados y oprimidos de este gran polo patriótico.

3.- hacer uso de la ORALIDAD y los idiomas propios como medio de comunicación por excelencia, eficaz y efectivo en los pueblos y comunidades indígenas, para tal efecto los medios audiovisuales tienen mayor impacto que la mismo medio informativo impresos.

4.- Considerar las condiciones geopolíticas, económicas, naturales y estratégicas en lugares habitados por los pueblos y comunidades indígenas en especial las zonas fronterizas.

5.- Mantener la unidad interna entre los componentes del Gran Polo Patriótico con base a los objetivos estratégicos, tácticos, coyunturales, por la construcción del Socialismo.

Es por estas razones que en la construcción del GRAN POLO PATRIOTICO Y LA PATRIA SOCIALISTA, en su estructura organizacional, estratégica y programática se  adopten esta propuesta, no como un simple reconocimiento de respeto, sino considerarla como el principio y continuidad de las raíces, política, ideológicas del movimiento revolucionario para la construcción del socialismo.

 

Somos pueblos y no sectores sociales

·         Porque  existimos antes de la  colonización y aun estamos vivos.

 

·         Somos pueblo porque  tenemos forma de cultura, economía, organización social, filosofía e idioma propio y aun los conservamos. la colonización y el capitalismo  en su fase superior imperialista dividió a los humanos de acuerdo al modo de producción y propiedad de capital  en sectores sociales.

 

·         La colonia y el capitalismo separo y coloco  barreras en el conocimiento y sabiduría de los pueblos, los separo por épocas y efemérides, aparecen los llamados descubridores e inventores. Colocando la sabiduría y conocimiento una superior sobre la otra, excluyendo discriminando e ignorando la sabiduría y poderes creadores de los pueblos originarios.

 

·         Porque antes de la colonia y el capitalismo, los pueblos originarios mantienen la legitimidad y legalidad de la existencia, quebrantada y apropiada por leyes y registros legales, los cuales fueron creadas por la invasión, colonización y destrucción para proteger los intereses y poderes de los vencedores.

 

·         Por nuestra condición de pueblos originarios, que poseen conocimiento, filosofía, organización social, economía colectiva,  forma de lucha, por todo ello cultural y lingüísticamente definida y propia. hemos comprobado y demostrado con nuestra resistencia y supervivencia que  podemos multiplicar y expandir nuestra existencia en este proceso revolucionario en la construcción del socialismo.  somos raíces filosóficas de todo proceso de cambio en la especie humana, natural y la cósmica.

 

·         El colonialismo y capitalismo, viene haciendo uso del segregacionismo, separatismo y división interna de los pueblos originarios para completar su acción genocida y racista de exterminio físico y cultural de los pueblos indígenas, separándolos en sectores sociales y territoriales y apropiándose de los bienes proporcionados por la naturaleza  y de los cosmos a quienes la usan para la vida, sobre el principio y valores colectivo de la unidad, solidaridad, respeto y obediencia a las leyes naturales, humanas y cósmicas.

 

·         En la construcción del gran polo patriótico y la patria socialista participamos bajo estos principios en nuestra condición de pueblos, forma de organización, forma de lucha y autoridades legitimas.

 

·         En la construcción del gran polo patriótico y la patria socialista participamos bajo estos principios en nuestra condición de pueblos, forma de organización, forma de lucha y autoridades legitimas.

 

·         Porque hemos sobrevivido más de cuarenta pueblos indígenas, extendidos y con presencia en más de veinte estados del país.

 

·         Porque estamos y existimos como pueblos originarios en los diferentes ejes de desarrollo humano, territorial, económico, productivo, cultural, educativo y tecnológico contemplado en el programa nacional “simón bolívar” y estamos preparados para aportar y ser visibles en el nuevo programa de la patria socialista.

 

EL GRAN RETO EN EL PRESENTE Y FUTURO PARA SALVAR  EL PLANETA Y  LA VIDA LOS PUEBLOS ORIGINARIOS DECLARAN:

 

                  LA DEFENSA DE LA MADRE TIERRA

Afirmamos con una sola voz que es hora de asumir las responsabilidades históricas para revertir siglos de depredación, contaminación, colonialismo, violación de los derechos y genocidio de nuestros pueblos. Es hora de asumir las responsabilidades. Hoy, elegimos la vida. Ejercicio pleno de nuestros derechos humanos y derechos colectivos.

La Madre Tierra y todas las formas de vida están en grave peligro. El modelo capitalista avanza hacia la destrucción. Como pueblos indígenas experimentamos los terribles y negativos efectos de los modelos capitalistas. Estas amenazas incluyen a los pueblos en aislamiento voluntario. Nuestra mayor riqueza de nuestros pueblos es la diversidad natural y cultural, intrínsecamente interrelacionadas y deben ser igualmente protegidas.

 

Los pueblos indígenas hacemos un llamado al mundo para retomar al diálogo y la armonía con la Madre Tierra, y adoptar un nuevo paradigma de civilización basada en el Buen Vivir – Vivir bien. En el espíritu de la humanidad y sobrevivencia colectiva, la dignidad y el bienestar, respetuosamente ofrecemos nuestra visión cultural como una base importante para renovar colectivamente nuestras relaciones entre todas y todos y la Madre Tierra para garantizar el Buen Vivir / Vivir Bien con integridad.

Continuaremos fortaleciendo y defendiendo nuestras economías y los derechos a nuestros territorios y recursos, contra las industrias extractivas, inversiones depredadoras, apropiación de tierras y territorios, desplazamientos forzados y proyectos de desarrollo insostenibles. Estos incluyen el robo y la apropiación de nuestra biodiversidad y conocimientos tradicionales.

Dentro y entre los Pueblos, Comunidades implementaremos nuestras propias prioridades para el desarrollo económico, social, cultural y protección ambiental, sobre la base de nuestras culturas, conocimientos y prácticas tradicionales, y la aplicación de nuestro derecho inherente a la libre determinación.

Revitalizar, fortalecer y restaurar nuestras instituciones y formas de transmisión de nuestros conocimientos y prácticas tradicionales, priorizando el papel de las mujeres y los hombres sabios en la trasmisión a las nuevas generaciones.

Restablecer el intercambio de conocimientos y bienes entre pueblos y comunidades,  incluyendo semillas, garantizando la integridad genética de nuestra biodiversidad.

Eso no dispensa a los pobres de la necesaria educación para la ecología, tanto desde el punto de vista de la sensibilidad cultural como de las técnicas ambientalmente sanas. Por el hecho de que son las mayores víctimas de la destrucción ecológica, tal vez los pobres puedan llegar a ser incluso los protagonistas en este campo.

La humanidad se enfrenta hoy a una dura opción: ecosocialismo o barbarie.

 

La Alternativa Ecosocialista

El ecosocialismo implica una transformación social revolucionaria, que conllevará la limitación del crecimiento y la transformación de las necesidades por un profundo desplazamiento de los criterios económicos cuantitativos a los cualitativos, el énfasis en el valor de uso en lugar del valor de cambio.

Estos objetivos exigen la adopción de decisiones democráticas en la esfera económica, permitiendo a la sociedad definir colectivamente sus metas de inversión y producción, y la colectivización de los medios de producción. Sólo la toma de decisiones colectiva y la propiedad de la producción puede ofrecer la perspectiva de más largo plazo que es necesaria para el equilibrio y la sostenibilidad de nuestros sistemas naturales y sociales.

El rechazo del productivismo y el abandono de los criterios cuantitativos por los cualitativos implican un replanteamiento de la naturaleza y los objetivos de la producción y la actividad económica en general. Las actividades esenciales creativas, no productivas y reproductivas, tales como el trabajo doméstico, la crianza de los hijos, la atención, la educación de niños y adultos y las artes serán valores clave en una economía ecosocialista.

La limpieza del aire, el agua y el suelo fértil, así como el acceso universal a alimentos libres de química y las fuentes de energía no contaminantes y renovables, son derechos humanos y naturales básicos defendidos por el eco socialismo. Lejos de ser “despótico”, el diseño colectivo de las políticas en los ámbitos local, regional, nacional e internacional, contribuye al ejercicio social de la libertad y la responsabilidad comunal. Esta libertad de decisión constituye una liberación de las leyes económicas alienantes del sistema capitalista orientado al crecimiento.

Para evitar el calentamiento global y otros peligros que amenazan la supervivencia humana y ecológica, sectores enteros de la industria y la agricultura deben ser suprimidos, reducidos o reestructurados y otros deben ser desarrollados, asegurando al mismo tiempo el pleno empleo para todos.

Una transformación tan radical es imposible sin el control colectivo de los medios de producción y la planificación democrática de la producción y el intercambio. Las decisiones democráticas sobre la inversión y el desarrollo tecnológico deben sustituir el control de las empresas capitalistas, los inversores y los bancos, con el fin de servir al horizonte a largo plazo de la sociedad y el bien común de la naturaleza.

Los elementos más oprimidos de la sociedad humana, los pobres y los pueblos indígenas, deben participar plenamente en la revolución ecosocialista, con el fin de revitalizar las tradiciones ecológicamente sostenibles y dar voz a aquellos a quienes el sistema capitalista no puede oír. Debido a que los pueblos del sur global y los pobres en general son las primeras víctimas de la destrucción capitalista, sus luchas y demandas ayudarán a definir los contornos de la sociedad ecológica y económicamente sostenible en construcción. Del mismo modo, la igualdad de género es parte integrante del ecosocialismo, y los movimientos de mujeres han sido uno de los más activos opositores de la opresión capitalista. Otros posibles agentes del cambio revolucionario ecosocialista existen en todas las sociedades.

Un proceso como este no puede empezar sin una transformación revolucionaria de las estructuras sociales y políticas basadas en el apoyo activo, por la mayoría de la población, de un programa ecosocialista. La lucha de la mano de obra -los trabajadores, los pescadores, los agricultores, los campesinos sin tierra y los desempleados – por la justicia social es inseparable de la lucha por la justicia ambiental. El capitalismo, la explotación social y ecológica y la contaminación, es el enemigo de la naturaleza y de la mano de obra por igual.

Adoptamos la presente Declaración el 19 de junio de 2012, en Río de Janeiro, afirmando nuestros derechos y reiterando nuestras responsabilidades sagradas con las generaciones futuras.

EL COMPROMISO Y LEALTAD DE LA LUCHA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL PAÍS Y EL MUNDO POR LA INDEPENDENCIA Y LA CONSTRUCCIÓN DE LA PATRIA SOCIALISTA.

Los pueblos originarios del país y el mundo ratificamos nuestro compromiso y lealtad en la lucha y resistencia permanente para la defensa del planeta, desde la misma presencia de la invasión colonialista, la bestial agresión y destrucción por parte del capitalismo en su fase neocolonial e imperialista, que ha significado muerte y destrucción a la especie humana, naturaleza y cosmos.

Hoy nuestra única salida de vida y supervivencia como alternativa única es la patria socialista con el presidente Chávez, a quien proclamamos, ratificamos como nuestro líder de este proceso y lo declaramos presidente hoy  y siempre de nuestra  patria socialista.

Presidente Chávez. Aquí esta su pueblo sus raíces ancestrales hoy diciéndoles presente, leales e indoblegables con nuestras luchas, tácticas y estratégicas  de combate para construir la gran patria socialista del país y el mundo.

El próximo 7 de octubre vamos con todo a construir la patria socialista a votar por Chávez. El presidente de la patria

 

NO HABRÁ UNA LUCHA ANTIIMPERIALISTA SI ANTES DERROTAR, ERRADICAR LA MENTALIDAD Y ACCIÓN COLONIALISTA. MUCHO MENOS SIN TOMAR EN CUENTA A LOS PUEBLOS ORIGINARIOS QUE HAN RESISTIDO Y AUN SE MANTIENEN EN COMBATE CONTRA EL COLONIALISMO E IMPERIALISMO.

 

NUESTRA REVOLUCIÓN NO ES DE AHORA. ES MILENARIA Y CONTINENTAL.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.