Proclamas a Chávez

Hoy 7 de junio de 2012, los trabajadores y trabajadoras, estamos de nuevo impulsando junto a nuestro Presidente Hugo Chávez la profundización de la revolución bolivariana, en la construcción del socialismo, rumbo hacia la misión 7 de octubre.

En estos tiempos de crisis global y estructural  del capitalismo, reflejada en el viejo continente europeo y en plena cuna del capitalismo en el imperio norteamericano, en donde los trabajadores y trabajadoras pierden conquistas importantes, debido a la aplicación de la política neoliberal, con millones y millones de desempleos, se les aumenta la temporalidad de años de servicios y de edad para su jubilación, se les disminuye el monto del cobro de sus pensiones y de sus salarios, se reforman las leyes laborales para favorecer al gran capital.

Para complementar esta política en la 101 conferencia de la Organización Internacional del Trabajo, que se realiza durante este mes de junio, los empresarios a nivel mundial pretenden que esta organización apruebe restringir el derecho a huelga, como vemos este es el verdadero rostro del capitalismo, rostro inhumano, cuya crisis pretenden recuperarla sometiendo a la explotación y al hambre a estos pueblos hermanos. Pero la clase trabajadora a nivel mundial,  se levanta de nuevo, con sus luchas, con sus protestas y movilizaciones para enfrentar esta política neoliberal, con la esperanza de ver un nuevo amanecer y un futuro en donde los trabajadores y trabajadoras sean protagonistas de su propio destino.

El otro rostro, es el humano, es el de la Venezuela Bolivariana, en tiempo de revolución, tiempo que no puede ser evitado, eludido o frenado, así es la etapa en la que nos encontramos, una etapa política en transición hacia el socialismo, un largo camino lleno de contradicciones en donde tenemos aún las realidades agobiantes del capitalismo y los logros del buen vivir del socialismo, es sin duda una etapa que no tiene retroceso, no tiene vuelta hacia el pasado, es en definitiva inexorable. Así podemos definir parafraseando a nuestro Libertador Simón Bolívar a la nueva Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y las Trabajadoras: una Ley inexorable, una gran conquista producto de un largo proceso de lucha de la clase trabajadora venezolana, de resistencia contra la explotación,  de soportar la represión a dirigentes sindicales por defender los derechos laborales, con intervenciones a los sindicatos, con despidos masivos a la dirigencia sindical a pesar de gozar del fuero sindical.

Hoy nos sentimos de jubilo por la promulgación de la LOTTT por parte del Comandante Presidente Chávez, que hermoso obsequio en el mes de mayo, el mes de la clase obrera, en donde se rescata por mandato constitucional la retroactividad de las prestaciones sociales y reivindicamos a los mártires de Chicago y a los  petroleros venezolanos de 1936, con la reducción de la jornada laboral a cuarenta horas semanales, se logra la protección a la familia y la plena estabilidad laboral. Ha sido la Ley más discutida, más debatida después de la Constitución, la LOTTT que sepulta la anterior cuya concepción era a favor del capital, es realizada en revolución, es favorable al trabajo. Por otro lado se logro la reforma de la Ley del Seguro Social con la cual se incluye a los trabajadores y trabajadoras por cuenta propia a la seguridad social, es decir estamos construyendo la cultura del trabajo.

Ahora entramos a una segunda etapa de la lucha, que es la defensa y la ejecución de la LOTT, debemos estudiarla a fondo en cada uno de los centros de trabajo, para que cada trabajador y trabajadora tome conciencia de cuales son sus deberes y derechos laborales, y así encaminarnos en la construcción de la patria socialista.

Las elecciones presidenciales pautadas para el 7 de octubre, se desarrollan en medio de la desesperación por parte de los EEUU de querer recuperarse de su crisis pretendiendo recolonizar a Venezuela, pactando un plan de conspiración permanente con sectores de la burguesía debido a que se sienten derrotados, pero esto no nos debe llenar de triunfalismo, debemos seguir organizándonos, para la batalla de Carabobo, para la defensa, la continuación y la profundización de la revolución bolivariana.

El Gran Polo Patriótico, nos convoca a avanzar en la unidad de la clase trabajadora alrededor del comandante Chávez, para la defensa de la revolución bolivariana y a la construcción del socialismo. Los trabajadores y trabajadoras asumimos nuestro rol  en este momento histórico, para profundizar la participación y el protagonismo de la clase trabajadora en los cambios de las relaciones sociales de producción para el nuevo modelo productivo.

Tenemos la responsabilidad histórica de defender el proyecto revolucionario liderizado por nuestro comandante Chávez, la defensa de nuestra Constitución, de intensificar la lucha contra cualquier forma de capitalismo, contra la tercerización y en ello se inscribe la defensa y la implementación de la nueva LOTTT, teniendo como un gran desafío la construcción de un nuevo modelo productivo sin explotadores ni explotados.

 

LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS, ASUMIMOS LA BATALLA DE CARABOBO,

CON EL MISMO ÍMPETU INDEPENDENTISTA Y VALOR PATRIÓTICO DE NUESTROS LIBERTADORES,

LLEGÓ LA HORA DE REELEGIR A NUESTRO COMANDANTE CHÁVEZ,

LO LOGRAREMOS CON NUESTRA LUCHA, CON PARTICIPACIÓN, CON ORGANIZACIÓN Y MOVILIZACIÓN PERMANENTE,

EL FUTURO DE LA PATRIA ESTA EN LA VICTORIA DEL 7 DE OCTUBRE JUNTO AL COMANDANTE CHÁVEZ….

 EL TRIUNFO DEL COMANDANTE,

ES EL TRIUNFO DE LOS TRABAJADORES Y TRABAJADORAS.

 POR LA CONSTRUCCIÓN DEL SOCIALISMO,

LA CLASE TRABAJADORA SE RESTEA CON CHÁVEZ

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.