Proclamas a Chávez

En el presente los venezolanos estamos celebrando la fracasada intentona de la derecha fascista contra la voluntad popular. NO PUDIERON ENTONCES, y menos podrán ahora, cuando con todo el tesón, la voluntad, la lealtad y el compromiso; la patria empieza a romper las ataduras y así mismo a consolidar el esfuerzo de la irreversible marcha consciente hacia el encuentro con la libertad y con la dignidad.

Estamos plenamente conscientes de que la derecha fascista no cejará en su empeño por volver al control de la economía, de la política, vale decir, de la sociedad venezolana para continuar en la entrega de nuestro país a los intereses transnacionales e imperialistas. NO VOLVERÁN. No se los permitiremos y de ese empeño nacional cristalizado en el Gran Polo Patriótico, hoy formamos parte el sector venezolano de personas con discapacidad.

De allí que hoy, cuando el proceso de consolidación del socialismo es una realidad irreversible, nosotros las personas con discapacidades, severas o leves, en virtud de las conquistas de una genuina participación popular, paridas desde el poderoso e inédito poder constituyente quien se forjó las siguientes prerrogativas establecidas en nuestra Carta Magna, puntualmente en sus:

Artículo 3º (CRBV): “El Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en esta Constitución. La educación y el trabajo son los procesos fundamentales para alcanzar dichos fines”,

Artículo 81 (CNRBV): Toda persona con discapacidad o necesidades especiales tiene derecho al ejercicio pleno  y autónomo de sus capacidades y a su integración familiar y comunitaria. El Estado con la participación solidaria de las familias y la sociedad, le garantizará el respeto a su dignidad humana, la equiparación de oportunidades, condiciones laborales satisfactorias, y promoverá su formación, capacitación y acceso al empleo acorde con sus condiciones, de conformidad con la Ley. Se les reconoce a las personas sordas o mudas el derecho a expresarse y comunicarse a través de la lengua de señas venezolana.

De igual manera, en la Ley para Personas con Discapacidad, surgida desde la participación popular y concebida en revolución, establece en su Artículo 28 (LPD): “Los órganos y entes de la Administración Pública y Privada, asi como las empresas públicas, privadas o mixtas deberán incorporar a sus planteles de trabajo no menos de un cinco por ciento (5 %) de personas con Discapacidad permanente de su nómina total, sean ellos ejecutivos, ejecutivas, empleados, empleadas, obreros u obreras.

No podrá oponerse argumentación alguna que discrimine, condicione o pretenda impedir el empleo de personas con Discapacidad, Los cargos que se asignen a personas con Discapacidad no deben impedir su desempeño, presentar obstáculos para su acceso al puesto de trabajo, ni exceder de la capacidad para desempeñarlo. Los trabajadores o las trabajadoras con Discapacidad no están obligados u obligadas a ejecutar tareas que resulten riesgosas por el tipo de Discapacidad que tengan.

Si bien es cierto que esos postulados constitucionales y legales son el resultado del avance y consolidación del proceso revolucionario que vive nuestro país, no es menos cierto que estamos en la obligación de asumir el reto organizativo de nuestro sector para contribuir mediante el protagonismo de nuestra participación en el desarrollo y engrandecimiento de nuestro país al propio tiempo que concretar las particularidades constitucionales y legales que nos reconocen derechos y beneficios en lo referente a lo laboral, vivienda, transporte accesible, salud, educación y político, tal y como lo señalan los postulados constitucionales y legales.

En tal sentido, proponemos:

  • Que el Gobierno Nacional, implemente a través de su estructura institucional las previsiones necesarias para impedir que los postulados constitucionales y legales que benefician a nuestro sector social sigan siendo burlados por un funcionariado indolente e irrespetuoso de nuestros inalienables derechos, pese a su taxativa definición en nuestro ordenamiento legal y a la disposición manifiesta de nuestro Comandante Chávez a que sean atendidas.

  • Que nuestro sector social de personas con Discapacidad sea considerado con carácter especial para integrar Nuestra Asamblea Nacional, Parlamentos Estadales y Cámaras Edilicias; para cuya propuesta solicitamos el apoyo de nuestro máximo líder y Comandante Presidente HUGO CHÁVEZ para impulsar esta justa expectativa, ya que si bien es cierto que en los actuales momentos existen más posibilidades, aún persisten fuertes  barreras, , que nos obstaculizan ese acceso castrando nuestras justas expectativas.

  • Que la accesibilidad, la priorización en adjudicación de viviendas y créditos,   la educación liberadora y el trabajo emancipador  y finalmente el sistema de protección social en los casos más vulnerables, sea normada en un reglamento a la Ley de Personas con disCAPACIAD de detallada disposición y sencilla aplicación viabilizando y dotando de capacidad efectiva a las instituciones e instancias de autogobierno que garanticen una Venezuela de iguales con la mayor suma de felicidad posible, en concordancia con nuestro ideal bolivariano.

  • Que en cada ministerio, instancia y órgano de gobierno se planifique y presupueste para la inclusión como un eje transversal fundamental, y no como una dádiva.

  • Que sea estructurada una política de estado concreta e integral de atención en salud a las personas con condiciones psicosociales severas.

  • Que en la nueva ley del trabajo y su reglamento se estatuyan los procesos e instancias de apoyo a los camaradas con discapacidad intelectual, a quienes se les vulnera con mayor frecuencia y displicencia cómplice del estado cuarto republicano que aún no acaba de morir.

En paralelo, nosotros y nosotras hoy nos comprometemos a:

-       Que desaparezca el matrimonio entre pobreza  y discapacidad, erradicar el mito de que por nuestra condición se nos considera como una suerte de super-humanos y  borrar la impronta de lastima a la que muchos nos han condenado, instituyendo una sociedad verdaderamente HUMANISTA.

-       La consolidación y profundización de la inclusión social de todos los sectores  en la Nueva República que estamos construyendo.

-       Hacer uso racional, justo y honesto de los recursos encomendados, ejecutando el principio de CONTRALORÍA SOCIAL establecido en las novísimas leyes de PODER POPULAR.

Finalizamos diciendo:

  • Revolución es a disCAPACIDAD, como Chávez a Pueblo.
  • Todos y todas nos encontramos en Chávez
  • No somos incapaces, ni menos válidos,  somos capaces como cualquier otra persona y todos juntos somos PATRIOTAS constituidos en un GRAN POLO.
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.